Comenzamos!

 

Leyendo un artículo sobre el Cambio Climático, y tumbada en el sofá de mi casa, una piensa en que el clima no ha debido de cambiar mucho, ya que estamos en Julio y hoy hay casi 32ºC en Valladolid. Mi visión cortoplacista, me hace recordar que los efectos de los gases contaminantes emitidos desde cualquiera de sus fuentes, y ejem, incluyo también las humanas, no se verán en esta escala de tiempo que me ha tocado vivir, sino que tardarán siglos en manifestarse. Hasta aquí todos de acuerdo.

 Sin embargo, el argumento se ha maleado hasta tal punto que a las teorías del famoso “Calentamiento Global” le han seguido contra-teorías de “enfriamiento de la Tierra”. Se han realizado innumerables estudios para demostrar una cosa y la contraria, se han publicado miles de artículos, vídeos, realizado debates, charlas, coloquios, fundado fundaciones, derivado dineros en esta gran actividad económica que es el hablar “del tiempo”.

 Y digo yo, para qué tantos dineros gastados? Si era evidente que los residuos del paso de las civilizaciones humanas por la historia eran perniciosos. ¿Era necesario exprimirse tanto el cerebro para darse cuenta de que la contaminación era mala para la atmósfera? ¿Era necesario que Al Gore saliera a recorrer el mundo para advertirnos de que la Tierra se estaba “ensuciando”, y sobre todo, era necesario que le pagásemos tantísimo dinero y que le agasajásemos con el premio Nobel de la Paz por sus verdades de Perogrullo?

 Quizás sea un argumento baladí, pero ¿es tan difícil discernir entre lo que, en materia de medioambiente se refiere, está bien hecho, de lo que no lo está? Pues bien, independientemente de si la Tierra coge temperatura ó coge un constipado, es necesario establecer unos mecanismos de control de emisiones contaminantes, y con esto incluyo TODAS las emisiones y en todos los medios: en el medio rural, en el marino y en el de medioambiente (esto me recuerda a algo). De esta forma quienes verdaderamente velan por que las cosas se hagan bien deberán establecer los mecanismos de control y supervisión de emisiones, sobre todo las que provienen de actividades industriales y de transporte.

En lo que a una escala individual corresponde, que cada cual disponga de sus mecanismos propios de autocontrol. Así, pues, y por nuestra salud y por la de nuestros descendientes, por favor:

  1. DEJA YA DE FUMAR
  2. MINIMIZA EL USO DEL COCHE
  3. SE RAZONABLE en el RECICLAJE DE TUS DESPERDICIOS

GRACIAS !

Anuncios

Acerca de marisoltabuyo

Ingeniera, Consultora, Profesora, estoy a mitad de camino de convertirme en Psicóloga. Soy una auténtica generadora de ideas, resolutiva, proactiva y me gusta escribir (yo me digo, pseudoescritora)

Publicado el julio 1, 2010 en Medio ambiente, Mente, Política-Economía, Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: