Archivos Mensuales: noviembre 2011

Lo esperable

Al fin ha llegado el cambio tan esperado, pero no se esperen que vaya a ser un cambio notable a corto plazo. Hay que esperar, hay que observar y hay que seguir trabajando. El HOY nos reclama a gritos nuestra atención y cada uno debe velar por el camino que ha trazado para él mismo

Las curvas están bien cuando están integradas en el cuerpo de una mujer ó de un hombre, pero si es en carretera, hay que ponerle mil ojos para no salirse de la vía y acabar en la cuneta. Por eso, aunque hay fiesta, y el camino no es lineal, no es tiempo para entretenimientos: hay mucho por hacer.¡¡A darle al callo!!, sí!! A ése, al que cada uno tiene y que de vez en cuando se borra a causa del ocio

Más de uno se habrá dado cuenta de que las cosas son iguales a como las dejaron, si es que las acaban de dejar: la prima de riesgo sigue subiendo como la espuma de los malos cavas, la imagen de España no ha variado ni dentro de España ni fuera de sus fronteras, el nivel de desempleo sigue aumentando y  el ánimo ciudadano es, aunque un poquito mejor que el de ayer, aún muy bajo

Pero. ¿qué se pensaban que iba a suceder tras las Elecciones? ¿La panacea? ¿la condonación de nuestra deuda por parte de Merkel? ¿que nos tocara el Euromillón? ¿un milagro de los de Sto. Tomás? El cambio de gobierno es como entrar en una casa “con bicho dentro”… aún andan por la casa, aún no se han llevado los muebles, aún no han dejado inspeccionar  bien el estado de la caldera, del frigorífico, de los enseres básicos que el propietario ha dispuesto para la estancia del nuevo inquilino

Como propietaria que me considero de mi trocito de Estado que me corresponde, me pregunto con cierto toque de pánico y cosquilleo interno, y siguiendo el símil inmobiliario ¿y si nos encontramos con que no hay ventanas? ¿y si no han pagado las últimas facturas del gas, y de la electricidad? ¿y si se han llevado hasta los tornillos del váter?

Nadie sabe lo que se encontrará el nuevo gobierno. Lo único que se le pide, ahora, es celeridad y responsabilidad de informar verazmente y cuanto antes, con lo que sea que se encuentre. Es necesario que tomemos conciencia de cómo está la casa (nuestra casa) para saber cuánto tenemos que poner para reconstruirla… la decoración nueva ya será cosa del gusto del nuevo inquilino, la rentabilidad que le saque a nuestra vivienda, cuando la subarriende, también será de su elección… lo único que debemos esperar es que hayamos acertado con el nuevo inquilino

Lo que sí está claro es que, si hemos aprendido algo de estos 7 años de gobierno socialista es que estaremos atentos, si de verdad queremos sacar algo bueno del pasado, debemos acordarnos de ser mínimamente críticos y analizar en profundidad y en rigor cuantos pasos dé nuestro nuevo gestor, y esta vez, no utilizaremos intermediarios que nos digan cómo están las cosas (ya bastantes manipulaciones hay, ya bastantes ecos por doquier)

Miraremos las cosas observando los indicadores más básicos, y le preguntaremos cada mañana a nuestro vecino, el del cuarto, si ha encontrado empleo, ó si el hijo de la vecina del primero ha puesto su despacho de abogados y le va bien, ó si sube el precio del pan ó si sencillamente, llega el salario del marido

No hace falta que nadie nos diga cómo vamos, es fácil darse cuenta. Como también es fácil entender, que tras 7 años de gobierno, de descuidar la industria, de permitir a los bancos los abusos, de gastar el dinero en mapas del clítoris, y en aceras, hay mucho, muchísimo tiempo que recuperar. Será difícil, Sí, ya lo sabemos, ya lo han anunciado

Volver a como estábamos hace 7 años requerirá de terapias de choque prolongadas, no será una cuestión de tres días, ni de tres semanas ni de tres meses… sino quizás, y en el mejor de los casos de, al menos, tres años

Mientras tanto, mientras dan la vuelta a las manecillas del reloj y damos un viaje de vuelta atrás en el tiempo, cada uno deberá mirar por lo suyo, deberá poner su granito de arena para que la recuperación sea más rápida. Ahora es nuestro turno. Es el momento de centrarse y seguir, simplemente, caminando

España. Elecciones 2011

      Ha llegado el momento de que la voz del pueblo se haga oír. Ha llegado el momento en que hay que ponerse serio porque es mucho lo que nos jugamos esta vez.

Las Elecciones Nacionales son un claro reflejo del sentir y el pensar de los ciudadanos que componen una nación. ¿Han participado alguna vez en un proceso de selección? Quien más, ó quien menos ha tenido que escoger novio/a. Quien más ó quien menos ha tenido que escoger el gimnasio al que va. Quien más ó quien menos ha tenido que escoger el Colegio para sus hijos. Cuando se está del lado del jurado  somos conscientes de que es una competición. Y competir siempre significa medir y comparar.

En este proceso, es necesario establecer unos criterios de medida. Para el caso concreto de las elecciones, los criterios podrían ser subjetivos, como la simpatía que muestra el candidato, ó nuestra natural tendencia política hacia el lado de la izquierda ó de la derecha, pero también podrían ser criterios objetivos, como la capacidad técnica de los candidatos, el nivel de empleo conseguido, el nivel de pobreza, el nivel de renta per cápita, las infraestructuras, ó la honestidad

Si nos detenemos un ratito en estos criterios, entenderán que no podemos basar nuestra decisión en criterios subjetivos. No es momento para el romanticismo. No es momento para las rancias diferencias entre derechonas e izquierdonas. Ni unos están al lado de los banqueros y son unos capitalistas recalcitrantes, ni los otros están a favor de la erradicación de la pobreza en el mundo y son la voz del minoritario. Por favor, no seamos ingenuos, no seamos simplistas.

Es por ello, que HOY más que NUNCA, debemos despojarnos de los clichés, de los prejuicios absurdos y trasnochados, de las ideas obsoletas que se transmiten de generación en generación y ser POR UNA VEZ un poquito PROFESIONALES.

Se nos pide que hagamos una elección, hagámosla con argumentos objetivos en la mano. Valoren POR UNA VEZ, con la cabeza fría, a quién pondrían al cuidado de sus hijos, a quién escogerían como gestor de sus cuentas, en manos de quién querrían estar trabajando. Muchos hemos tenido jefes y sabemos la importancia de estar en manos de personas que saben a dónde van y que conocen su trabajo. Que estos 7 años de gestión socialista nos sirvan de aprendizaje, ya que “No hay nada más peligroso, que poner en la dirección de un país a un equipo de ignorantes“. y quizás nos hubiera gustado no tener que comprobarlo en carnes propias

La elección es suya, sean conscientes de que su voto influirá en su futuro, en el nuestro, y en el de la próxima generación. Sean responsables, piensen y actúen con cabeza, que el corazón no da de comer

La carrera … en la media de lycra

     Quedan apenas 3 vueltas para llegar a la meta en esta trepidante carrera. Los participantes baten récords de velocidad en los últimos minutos de la gran vuelta a España, premio que como todos Uds. ya saben  consiste en darle la vuelta al país como si fuese un calcetín

En su Mercedes PP, en cabeza de la clasificación y de la carrera se encuentra nuestro piloto preferido. Mariano Yavoy ha tenido que remontar desde la séptima posición de la parrilla de salida y contra todo pronóstico se ha puesto en cabeza más que por méritos propios por cesión de posiciones de sus contrincantes. Desde las gradas ya se escuchan los ecos de los seguidores, las apuestas le dan como vencedor en un porcentaje de 2 x 1, son las ventajas de estar en rebajas, aunque aún todo puede pasar, que ya estamos tristemente acostumbrados

Atrás quedan las angustiosas primeras vueltas en las que su principal oponente Zapalpelo le había tomado gusto a la delantera, es que la teta del Estado es altamente adictiva. Sus continuos cambios de chicane para comprobar la dirección del viento, y sus salidas a boxes para cambiar de neumáticos económicos le han hecho ralentizar su trayectoria. Ni el pavimento recién pulido, ni las aceras perfectamente perfiladas han conseguido su objetivo.

El equipo que lo ha acompañado, seleccionado por su mano siniestra, Alfredo NoDoyUna no ha acertado ni con la estrategia, ni con la táctica, ni con la política y los continuos consejos de los consejeros captados en una mesa de billar, no le han servido más que para ganar audiencia frente a los programas de humor europeo más destacados del panorama internacional, batiendo su propio récord con el minuto de oro, conseguido en el  mismo momento en que decía que estábamos en la Champions League de la Economía del Mundo Mundial.

Al final, Zapalpelo, asesorado por su lugarteniente, ha desistido por ensoñación y se ha ido a terminar de dormirla encima de una hamaca para ver mejor las nubes pasar, cediendo su sitio a su muy estimado copiloto.

Sin embargo, tampoco ha empezado bien la carrera el sustituto, ya que a la primera vuelta ha pedido un descanso de un par de carreras, paréntesis que aprovechará para tomarse un Kit Kat de los gigantes, que pretende que se lo compremos entre todos, porque él no tiene un euro. En estos momentos está entretenido con una aguja de hacer calceta, pinchando las burbujas – inmobiliarias que se ha encontrado en el camino, no sea que las llantas de aleación de Francia-Alemania vayan a explotar por el subidón de la prima de riesgo, y es que cuando se tiene una prima así, todo son subidones …

Mientras tanto, Mariano Yavoy ha puesto el piloto automático y se ha reclinado en su asiento para leer … ya que “si no quieres ser como ellos, lee”.

¿Cómo acabará todo? Próxima entrega, el desenlace… no se la pierdan!

La irrelevante historia de Diego Torpedo

      Diego Torpedo, famoso contorsionista ha sido la noticia del día. Su hazaña ha sobrecogido al mundo que, en vilo, le seguía por la pantalla chica ó grande según las pulgadas de su televisor.  Miles de periodistas se agolpaban a su alrededor para divulgar a los cuatro vientos (igual eran alguno más) el notición, ya que no hay nada más interesante que contar al día de hoy.

Como sabrán, la crisis que nos está cayendo, ha dejado de ser noticia, y nos ha dejado un chichón importante en la cabeza, difícil de rebajar, por eso estamos a la espera de que venga Paco con las rebajas, para irnos a El Corte Inglés a comprar, en esta Semana ó en la otra que son absolutamente Fantásticas

Como iba diciendo, Torpedo arrastra una larga trayectoria de misiles de corto alcance, reconocidos en el mundo mundial por su apelativo de armas de destrucción masiva del 18%, y avalados y certificados por los Bancos de Atún más frescos del lugar. Con ese crédito, son el orgullo de todo dictador tiránico-antipático que se precie.

En esta ocasión, se ha dejado embaucar por sus miles de seguidores virtuales de facebook. No hay nada más apropiado que una buena red cuando se pretende conseguir el salto mortal hacia atrás. A veces, en cuestión de riesgo laboral, no se habla de prevención, que ya se sabe que “más vale prevenir, que pegarse un coscorrón” sino de precaución, ya puestos a caer es mejor no hacerlo encima del juanete de la señora, que eso duele.

Pero en este caso, Torpedo está ya acostumbrado al riesgo, puesto que lo tiene controlado por ordenador, con una aplicación CAE multiplataforma que capta los chillidos del tele-invidente en tiempo real y que le marcan la consigna a seguir por tan sólo 20 € al día, así es Renfe.

Así que, por ese “modosico” precio, le saca mayor rentabilidad que si prestara sus ahorrillos a un tal ING (gerundio ¿ó era gerónimo? ¡¡es que es inglés!!) y de apellido, Direct (como la diarrea, así, como suena), que es su exbanco y el de cada día más gente. Por eso, lo ha retirado todo, todo y todo, y con un par de plegarias a Sta. Lucía, lo ha escondido en el paquete (cuidáo a ver qué se piensan!), digo, ha metido el paquete … de galletas María detrás de un candil.

Nunca antes nadie había conseguido un logro tan apabullante, nunca antes nadie en su sano “quicio” de la puerta se había atrevido a pillarse un cataplín, nunca antes nadie consiguió el asombro del público allí congregado, el escándalo y el rechinar de dientes de quien estaba en un sin vivir, es decir, de cuerpo presente, siguiendo los acontecimientos en el hogar, junto a los leños de roble en combustión “anaeróbica”.

Nunca antes, digo, Diego Torpedo se atrevió a tal hazaña y a la primera le salió. Le salió, sí, le salió un tufillo inconfundible, un olorcillo a ajos crudos que había comido el día anterior y que no dejó a nadie indiferente. Un pedito, pedo marca Torpedo que, sin quererlo, logró escribir la historia, de la misma forma en que algunos otros la intentan re-escribir.

El devenir de los acontecimientos se cuenta en un santiamén, Diego Torpedo en un alarde de suprema concentración, aguantó la respiración y se flexionó, de la misma forma en que se flexionan los que leen la prensa económica en estos días, y hubo suerte, sobre todo para el público allí congregado, porque se contuvo, porque, un poco más y ya asomaba por aquél camino.

Este nuevo hito será recordado como uno de los más interesantes de la historia contemporánea del mundo mundial.

A %d blogueros les gusta esto: