La carrera … en la media de lycra

     Quedan apenas 3 vueltas para llegar a la meta en esta trepidante carrera. Los participantes baten récords de velocidad en los últimos minutos de la gran vuelta a España, premio que como todos Uds. ya saben  consiste en darle la vuelta al país como si fuese un calcetín

En su Mercedes PP, en cabeza de la clasificación y de la carrera se encuentra nuestro piloto preferido. Mariano Yavoy ha tenido que remontar desde la séptima posición de la parrilla de salida y contra todo pronóstico se ha puesto en cabeza más que por méritos propios por cesión de posiciones de sus contrincantes. Desde las gradas ya se escuchan los ecos de los seguidores, las apuestas le dan como vencedor en un porcentaje de 2 x 1, son las ventajas de estar en rebajas, aunque aún todo puede pasar, que ya estamos tristemente acostumbrados

Atrás quedan las angustiosas primeras vueltas en las que su principal oponente Zapalpelo le había tomado gusto a la delantera, es que la teta del Estado es altamente adictiva. Sus continuos cambios de chicane para comprobar la dirección del viento, y sus salidas a boxes para cambiar de neumáticos económicos le han hecho ralentizar su trayectoria. Ni el pavimento recién pulido, ni las aceras perfectamente perfiladas han conseguido su objetivo.

El equipo que lo ha acompañado, seleccionado por su mano siniestra, Alfredo NoDoyUna no ha acertado ni con la estrategia, ni con la táctica, ni con la política y los continuos consejos de los consejeros captados en una mesa de billar, no le han servido más que para ganar audiencia frente a los programas de humor europeo más destacados del panorama internacional, batiendo su propio récord con el minuto de oro, conseguido en el  mismo momento en que decía que estábamos en la Champions League de la Economía del Mundo Mundial.

Al final, Zapalpelo, asesorado por su lugarteniente, ha desistido por ensoñación y se ha ido a terminar de dormirla encima de una hamaca para ver mejor las nubes pasar, cediendo su sitio a su muy estimado copiloto.

Sin embargo, tampoco ha empezado bien la carrera el sustituto, ya que a la primera vuelta ha pedido un descanso de un par de carreras, paréntesis que aprovechará para tomarse un Kit Kat de los gigantes, que pretende que se lo compremos entre todos, porque él no tiene un euro. En estos momentos está entretenido con una aguja de hacer calceta, pinchando las burbujas – inmobiliarias que se ha encontrado en el camino, no sea que las llantas de aleación de Francia-Alemania vayan a explotar por el subidón de la prima de riesgo, y es que cuando se tiene una prima así, todo son subidones …

Mientras tanto, Mariano Yavoy ha puesto el piloto automático y se ha reclinado en su asiento para leer … ya que “si no quieres ser como ellos, lee”.

¿Cómo acabará todo? Próxima entrega, el desenlace… no se la pierdan!

Anuncios

Acerca de marisoltabuyo

Ingeniera, Consultora, Profesora, estoy a mitad de camino de convertirme en Psicóloga. Soy una auténtica generadora de ideas, resolutiva, proactiva y me gusta escribir (yo me digo, pseudoescritora)

Publicado el noviembre 10, 2011 en Disparates, Humor, Política-Economía y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: