Archivos Mensuales: julio 2012

De hombres a charlatanes

image

Han cambiado mucho los patrones de comportamiento social de los hombres. Desde la época de los helenos, el hombre ha ido sustituyendo paulatinamente el método de la creación de conocimiento. Antes, las hipótesis eran planteadas desde la filosofía, una disciplina que englobaba a la ciencia. La ciencia, tenía la misión de confirmar o refutar las hipótesis planteadas desde la filosofía a través de métodos empíricos.

Poco a poco, la filosofía fue cediendo al poder de la ciencia y ya en la época de Newton, la ciencia se constituyó como disciplina independiente. Era el siglo XVII.

Esto supuso un abandono de la formulación de las hipótesis en ámbitos que eran difícilmente explicables por la ciencia, quedando relegado nuestro carácter trascendental a un segundo plano.

Nos hemos convertido en hombres pragmáticos, empíricos hasta la saciedad, escépticos si nuestros sentidos no dan pié a la fe.

Quizás nos entró la prisa por la obtención de resultados, de respuestas a nuestras más básicas  preguntas y aquellas que no podían ser respondidas con inmediatez se metieron en un cajón y se olvidaron.

Sin embargo, este modelo científico que se deja atrás la esencia de lo que somos se esta transformando en otro mucho más peligroso.

Es aquel que nace de la impaciencia por ver resultados y nos hace inferir respuestas sin el menor contraste científico. De esta manera, se ha banalizado el conocimiento.

Ahora en que todos nos hemos convertido en científicos y que poseemos dones sobrehumanos, como el don de la adivinacion, ahora que todos nos permitimos la licencia de emitir juicios en ausencia de conocimiento, ahora que hemos mediocrizado el sentido común y nos hemos convertido en dioses capaces de prever lo que el porvenir nos depara, ahora que somos todos economistas, seleccionadores y entrenadores de fútbol y presidentes del gobierno, ahora que hablamos por los codos convirtiendo la sabiduría en conocimiento, éste en información y éste en comidilla de radio …patio

Ahora, digo, nos vemos en la obligación y en la necesidad de pararnos un ratito a ¿pensar?, sí, eso que hacían los helenos, lo que demostrará, de forma empírica, no sólo que el tiempo es cíclico, sino que la filosofía es la madre de todas la ciencias

A %d blogueros les gusta esto: