Islas de libertad

Island_in_the_sun_Wallpaper__yvt2

Muchas veces me he preguntado por qué escribo en un blog. Las respuestas que he encontrado pasan, en la mayoría de las ocasiones, por la necesidad de expresar un sentimiento. Unas veces, simplemente, es por volcar mis pensamientos, mis formas de pensar y de ver la vida, que pueden ó no coincidir con la forma de pensar de otros y que por simple contraste, pienso que es bueno compartirlas. Otras, es por el sentimiento de verse útil, porque creo que he aprendido algo, por lo vivido, por lo estudiado, por haberlo sentido en mis carnes, por haberlo escuchado y haberme puesto en el lugar del otro para sentirme en su piel, por empatía. Es decir, por razones utilitarias, porque considero que tiene una utilidad inmediata la transmisión de las ideas

Pero, por más explicaciones que le dé, siempre llego a la misma conclusión: “escribir “, me hace sentirme bien

Llevo unos días meditando en la importancia de las artes en nuestras vidas. Es interesante la defensa a ultranza que realiza Sir Ken Robinson de las materias no científicas, sin desprecio ninguno hacia las que no lo son. El sistema de educación está condicionado a los resultados, a los objetivos que de él se quiere obtener

goalsLa verdad, TODOS nos orientamos a nuestros objetivos. Es lícito. Está en nuestra genética como especie, somos “naturalmente” así. Nuestra biología nos predispone a ello. Somos seres adaptativos que buscan la supervivencia, y nuestros objetivos, “teóricamente” nos deben llevar a conseguirlo. Pero, a veces, las cosas no son tan sencillas, y si bien, nuestro cuerpo responde a la premisa de perseguir nuestras metas (somos seres psicológicamente “motivacionales”), nuestros objetivos, si están mal elegidos, pueden conducirnos en sentido contrario a lo que marca la naturaleza

Un buen ejemplo de ello es el que se puede observar cuando se persigue el poder (esto no es malo, muchas personas tienen este objetivo). Lo malo es cuando éste se asocia con la posesión de capitales. El objetivo pasa a convertirse en una mera cuestión de cifras en una cuenta corriente. Y las matemáticas son simples y sencillas, las cuentas deben cuadrar, y si hay mucho en un lado es porque irremediablemente debe haber poco en otro lado

Pero, como es sábado y no quiero ponerme tensa con este asunto, no estoy por la labor de molestarme por cosas, “menores”. Y digo “menores” porque no están en mi mano el arreglarlas. Así que no nos desviemos del asunto de hoy.

artcover

Al lío!!

. Estoy de acuerdo

Estoy de acuerdo en que las artes deben estar presentes en nuestras vidas. Deben estar tan presentes que todos y cada uno de nosotros deberíamos dedicarnos al menos un ratito todos los días a desarrollar nuestro yo más artístico

Si bien las materias científicas nos orientan a la productividad: aprendemos matemáticas desde bien pequeños y es básico aprender a medir; aprendemos química y con esto se nos enseña de qué materiales estamos hechos; aprendemos física y se nos enseña cómo poder interactuar con ellos; se nos adiestra en el funcionamiento del sistema social (geografía, historia, ciencias políticas), la jerarquía, los círculos del poder, las normas sociales para convivir en sociedad. Pero desde que la flauta deja de darse en los primeros años de escolarización, no se vuelve a retomar el tema de las artes, al menos no de aquellas artes que desarrolla uno mismo

Con las artes, dirán, es difícil “ganarse la vida. Y es verdad. Pero no hablo de ganarse la vida, sino de enriquecer la vida. Las materias que nos orientan a ser productivos en la sociedad están muy bien (recuerden que el concepto de bien/mal tiene apellidos, está bien/mal para algo, para una finalidad), nos ayudan a ganarnos la vida, nos introducen en el “circuito”, en ese círculo vicioso del mercado laboral que mueve a la economía. Las artes nos introducen en un círculo mucho más valioso, en el círculo de enriquecimiento personal

creativity

Cuando uno dibuja, pinta, esculpe, canta, baila, escribe, cocina, diseña, ó produce cualquier cosa de una forma individual, genuina y única está produciendo productos que son fruto de su propio interior, que tienen el sello ó la impronta de uno mismo, sin otro fin que ése, el de producir “algo propio”. El de expandir el ámbito del yo hacia el exterior. Esos “productos” son parte de uno mismo

Cuando uno es capaz de llegar “al otro” vía este canal y consigue comunicar y transmitir una idea, un sentimiento, una sensación, ó crea “algo nuevo” e interesante para otros ya no sólo la experiencia es enriquecedora para quien la crea, sino también para quien la recibe

Ambos objetivos, pensarán, no producen dinero. Muchas veces no, y no se persigue. Pero producen algo más importante que el dinero, producen un crecimiento interior que es imposible de conseguir cuando se producen “productos” orientados “al mercado”, ó cuando simplemente, se consigue cumplir con los objetivos de venta de tu empresa, es decir, cuando uno es parte del mecanismo de generación de dinero a través de la venta de productos de mercado (el objetivo de una empresa, a mi entender, siempre fue, únicamente, un objetivo de “generación de dinero”)

Cualquier actividad artística produce un salto cualitativo hacia la autorrealización

Por eso, sea lo que sea que produzcas, ¿un pensamiento? ¿Un boceto? ¿Una maqueta? ¿Una melodía? ¿Una tarta? ¿Una charla llena de ingenio? Simplemente HAZLO!

Te hace sentir bien, porque te emociona. Te hace ser mejor persona.

Te hace sentirte dueño de tu propio ser

Anuncios

Acerca de marisoltabuyo

Ingeniera, Consultora, Profesora, estoy a mitad de camino de convertirme en Psicóloga. Soy una auténtica generadora de ideas, resolutiva, proactiva y me gusta escribir (yo me digo, pseudoescritora)

Publicado el abril 27, 2013 en Reinvénta-T y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Como tu bien dices,necesitamos las matemáticas, la geografía,la física para poder vivir. Pero si nos quedamos en eso, ¿que es de nosotros?. Solamente cuando nos relacionamos con los demás de otra manera, seremos capaces de triunfar como personas.Cuando seamos mayorcitos, ¿de quien te acordarás?, de aquel jefe de recursos humanos de aquella empresa ó de aquella canción que logra emocionarte.

    • Efectivamente, Julián. Las emociones son las que proporcionan la sensación de estar vivo. Pero ése es el anterior post. En este post, mi objetivo es incidir en la importancia de la autorrealizacion a través de las actividades artísticas, que son las que más reflejan nuestro interior. Un hijo es el mejor producto que una persona puede dejar, y también nace de sí misma, pero su conformación está sujeta a su propia biología y a la influencia del entorno. Le pasa como cuando se hace una tarta,que dependes de la calidad del horno 😀 hace hambre, no?

  2. Hola Marisol,
    Como ves, continuo siguiéndote.
    Interesante reflexión. Aunque no te planteas el efecto económico beneficioso que también puede proporcionar la autorrealización personal que proporciona la creación artística, en su más amplio sentido de la palabra. Por ejemplo, cuántas bajas médicas se ahorra un sistema público sanitario con una población con altas dosis de autorrealización?. O sea, en mi humilde opinión, la autorrealización personal y el beneficio económico, pese a no ser tan inmediato, sí pueden ser compatibles.
    Beso.

    • Completamente de acuerdo, Nico. El texto se centra en la actividad creativa en sí, soslayando el tema económico, que, como bien dices, también podría aportar un beneficio colateral (de existir como tal)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: