Las Crisis de Identidad. Adolescentes y Adultos

Yo quiero una crisis!!

Muchas veces nos asustamos cuando vemos que hemos entrado en crisis. Las crisis no son más que etapas de alto crecimiento personal, y que tienen siempre un aprendizaje asociado.

Las crisis en cualquier ámbito, ya sea en el ámbito económico, social ó personal, no son más que el reflejo de que una situación no se ha podido gestionar adecuadamente, ya sea por carencia de los conocimientos necesarios, ya sea por escasez de medios, ya sea por la adopción de estrategias/decisiones incorrectas.

En definitiva, son oportunidades valiosas que sirven para enriquecer la experiencia vital ó el conocimiento en una determinada materia

crisis-o-no-crisis

En este post, quiero hablar de las crisis por las que pasan los adolescentes, que luego serán las que predecirán, de manera decisiva, su personalidad como adultos, su papel dentro de la sociedad y su comportamiento y conducta

¿Quién dijo que las crisis son malas?

En el estudio del desarrollo humano, una de las etapas más importantes es la etapa de desarrollo de los adolescentes. Esa etapa, tan temida por los padres, y que tiene el estereotipo acertado de ser una “etapa de crisis”, discurre normalmente, sin demasiados conflictos, a pesar de que es una etapa de suma importancia para la formación del autoconcepto y de la autoestima de los futuros adultos

social-brand-identity1

¿Por qué es una etapa de crisis?

Lo es porque el joven empieza a cuestionarse quién es.  Para crear su imagen primeramente se apoyará en las opiniones de fuentes externas (padres, maestros, amigos y compañeros), y posteriormente, cuando su estructura mental le permite un nivel de abstracción más elevado, se apoyará en sus propias conclusiones. Por otro lado, el adolescente está atravesando una etapa en la que ha de enfrentarse a muchos cambios y retos: cambios psicobiológicos (físicos, desarrollo de la personalidad, etc), cambios en las expectativas sociales (asunción de responsabilidades), cambios en el rol dentro de la familia (emancipación y autonomía de los padres, acercamiento al mundo de la amistad y de las relaciones de pareja)

También es una etapa especialmente conflictiva porque los padres deben empezar a ceder parte de su influencia y de su poder a esos seres que han creado. No es fácil ver cómo tus hijos se han transformado en personitas capaces de sacar sus conclusiones, correr sus riesgos, asumir sus responsabilidades y tomar sus propias decisiones sobre algo tan importante como son sus propias vidas

En esta etapa de reafirmación ó (yo diría) formación de la propia identidad, los adolescentes se ven influidos por el estilo de educación de los padres.

Tension_rope copy

¿Hay distintas formas de criar a los hijos?

Sí. Hay 4 estilos en la educación de los hijos (según Baumrind’80; completado por Maccoby y Martin’83), que dependen de dos variables: el grado de afecto y el grado de control:

  1. Cuando existe control y afecto, el estilo se denomina Democrático. Este estilo está caracterizado por ejercer un alto control sobre el niño/joven, que obliga a cierto nivel exigencia para con él, pero posibilitando una relación estrecha de comunicación y de afecto. Los adolescentes suelen ser personas bien adaptadas (con buen ajuste social), que aprenden de sus padres porque existe la confianza necesaria como para posibilitar un alto nivel de complicidad, y son jóvenes competentes y capacitados para la toma de decisiones autónoma
  2. Cuando existe un alto control, pero no hay afecto, el estilo se denomina Autoritario. Este estilo se caracteriza por un bajo nivel de comunicación y por una alta dependencia del adolescente. Éste se convertirá en un joven sumiso, obediente y disciplinado, pero con escasa capacidad de afrontamiento autónomo de sus propias decisiones
  3. Cuando no existe control, pero sí que existe afecto, el estilo se llama Permisivo. Aquí el joven toma la delantera de sus padres y les gana el pulso. Al igual que el anterior estilo, también está caracterizado por una ruptura en el nivel de comunicación que imposibilita el modelar/adiestrar al joven. Se caracteriza por jóvenes socialmente bien adaptados, pero con escaso nivel de rendimiento escolar (debido a la nula exigencia de los progenitores). Las estadísticas muestran que son jóvenes que suelen abusar del consumo de sustancias como el alcohol y el tabaco
  4. El último estilo de educación es el de ausencia de estilo, que ese denomina Indiferente, y es el más pernicioso para la formación del joven. Aquí los padres no se ocupan en absoluto de sus hijos (por dejadez, falta de interés ó de tiempo). Los hijos crecen sin ningún tipo de control ni afecto. En este caso, las estadísticas muestran una alta tasa de delincuencia juvenil

¿El estilo de crianza afecta a cómo seremos de mayores?

El estilo de la crianza es un factor determinante a la hora de la creación del autoconcepto. El autoconcepto, que no es más que la definición que uno tiene de sí mismo, se consigue en la etapa en la que el adolescente empieza a cuestionarse su propia identidad, entrando en un rosario de etapas sucesivas de crisis de identidad. Digamos que la identidad de las personas se forma cuando éstas han entrado en las suficientes crisis como para tener bien claro lo que son, lo que significan para el mundo, para la sociedad, para su entorno. Y esa identidad está definida por parámetros internos, y no por fuentes externas

“He pasado por tantas crisis de identidad que al final me he encontrado a mí mismo!”

No todos los jóvenes pasan por crisis de identidad. Tanto es así, que la identidad es un concepto que evoluciona con el tiempo y es dinámico. El estado en que la identidad queda definida depende de dos parámetros (según Marcia, 1980, que desarrolla la teoría de los polos de Erikson). Esos parámetros son: el grado de implicación del joven con su vocación y el grado crisis que ha tenido que superar

¿Qué es el grado de implicación vocacional?

Se define como el grado en que las personas “están comprometidas con” sus roles sociales: grupos sociales, grupos laborales, grupos de amistades, grupos de género

¿Qué es el grado de crisis?

Las crisis no son más que la exploración de alternativas que intenten explicar la identidad de uno mismo. Es el intento de búsqueda de la propia definición basado en técnicas de prueba y error, que echan abajo los autoconceptos anteriores para probar otros que se ajusten mejor

Pues bien. El estilo de crianza es tan importante, que el estado en que se encuentra un joven adolescente, en cuanto a su propia AUTO-DEFINICIÓN está claramente determinado por él.

De esta forma, en etapas iniciales de la crianza de los hijos, el joven no se cuestiona apenas su identidad, por lo que no explora nuevas identidades ni tampoco se siente involucrado dentro de la sociedad. Su identidad es Difusa. Pasando el tiempo, empieza a cuestionarse su propio Yo, y explora opciones. Si se le permite (estilo de crianza Permisivo), asumirá nuevos roles y explorará nuevas experiencias (sexo, alcohol, tabaco, cannabis, etc) y entrará en una etapa de Moratoria, en la que su implicación social será nula y su búsqueda interior le llevará a pasar por crisis de identidad. Si el estilo de crianza es Autoritario, el joven no pasará por ninguna crisis de identidad (no en su etapa adolescente, pero sí posteriormente), sino que asumirá el rol que sus padres le asignen y su Identidad quedará “Hipotecada” a etapas posteriores de desarrollo (ya en la etapa de adulto).

Imagen1

Por último, cuando la persona ha entrado en todas las crisis necesarias para definir su personalidad, y cuando ha conseguido encontrar su papel en el mundo, se dice que esa persona se encuentra definida con la Identidad de logro, que se consigue cuando, la definición de la Identidad es completa, y proviene de parámetros internos, inherentes a la persona, y cuando el nivel de involucración social (compromiso social) también se ha alcanzado

Posteriormente, el joven, ya pre-adulto, seguirá evolucionando (según la teoría de estadios polares de Erikson), y pasará por las etapas de productividad y cuidado, donde los niveles de necesidad/satisfacción de la pirámide de Maslow se van satisfaciendo con su propia actividad social y productiva, y por último se llega a la etapa de Integridad del Yo, que es la etapa de máxima satisfacción con la experiencia vivencial del ser humano, donde se da un significado integral de la propia vida y se alcanza un estado de Sabiduría

… pero esto ya es otra larga historia

Anuncios

Acerca de marisoltabuyo

Ingeniera, Consultora, Profesora, estoy a mitad de camino de convertirme en Psicóloga. Soy una auténtica generadora de ideas, resolutiva, proactiva y me gusta escribir (yo me digo, pseudoescritora)

Publicado el marzo 3, 2014 en Psicología, Reinvénta-T y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: