Archivo de la categoría: Espíritu

Aquellos días de Sol y Sombra

 

Ansiedad y Depresión

Los orígenes de la Depresión casi siempre son exógenos. Se producen por circunstancias ajenas al individuo, estímulos que se denominan “estresores” que existen, y que se generan en el entorno o que se interpretan como tales.

Hay dos formas en que puede actuar el individuo, la primera es poniéndose a la defensiva contra ellos, y reaccionando con una respuesta de Ansiedad, algo así como un “Houston, Houston, tenemos un problema” ; la segunda, y después de que se ha ido muchas veces por la misma senda de la ansiedad y ya se está de retorno, -se está en modo claudicación-, es con una respuesta de Depresión.

houston

El estrés que ocasiona la “presencia de problemas” (estresores), tras su primera manifestación en forma de ansiedad, obliga al individuo a tratar de encontrar, en su repertorio de posibilidades, en su amplio abanico de recursos, una manera para solucionarlo-¡ojo: solucionar el estrés, que no el problema!

Aquí nos encontramos con el principal escollo: ¿habrá recursos? Algunas veces los recursos que se cree que se necesitan son materiales, otras veces, los recursos son afectivos, y otras veces los recursos que se necesitan para solucionar ese estrés son espirituales.

En esta fase es muy importante que el individuo sepa identificar perfectamente cuál es el origen de sus carencias, y vaya directo al problema y no se quede tan sólo en resolver su irritante estado de estrés, ya que, si logra encontrar el origen, las medidas que ponga en práctica serán, con un poco de suerte, eficaces y no tendrá que volver a encontrarse en la misma situación una y otra vez, en una especie de día de la marmota perpetuo.

Conozco a hombres que ante la necesidad de dinero se casaron con una rica heredera (“si necesitas dinero, cásate con él”) , y también conozco a mujeres que hicieron lo mismo, yo lo llamo la solución farmacológica: “para solucionar un problema se buscan otro”, pero, también podrían aplicar, erróneamente, la máxima de “el amor es ciego”

El ciclo del sueño

El estado de ánimo depresivo no es perjudicial en sí mismo. Es perjudicial si perdura. Es perjudicial si el individuo no le pone remedio a aquello que le atormenta y le entristece. Es positivo porque pone un límite a las cosas, un falso “¡hasta aquí hemos llegado!” y digo falso, porque sí, la situación puede empeorar, si no se solucionan los problemas. El estado afectivo deprimido es, tan sólo, la antesala de cuando los problemas lo son “de verdad” y de forma agravada, con una patología más severa denominada Depresión.

La forma en que actúa la depresión es sencilla. Ataca a la base del bienestar del cuerpo: el sueño. Es en el sueño cuando las personas se regeneran, cuando las cosas que están en  la mente vuelven a su sitio (por ejemplo, la memoria se consolida), cuando las hormonas, y los neurotransmisores actúan para que todo recupere su armonía. Es fundamental el descanso nocturno, porque iguala los ciclos del organismo a los ciclos de la naturaleza.

Es tremendamente negativo meterse en la cama con los problemas: el insomnio está garantizado en esta circunstancia. Ése es el principio y una de las claves del mantenimiento y agravamiento de los estados de ánimo depresivos: la modificación de los patrones de sueño.

Man sleeping, bedtime

 

Hablar

Es relativamente fácil plantearse una hoja de ruta para resolver cualquier problema, y si no pueden por sí mismos, consulten, pero no con la almohada, consulten con sus padres, con sus parejas, con sus amigos más cercanos, con sus amigos más lejanos, con sus vecinos,  ¡¡¡¡sean auténticas cotorras!!, y mantengan un contacto social más estrecho. Todo lo que no manifiesten cuando sea de día, será “tenido en cuenta en su contra”, cuando sea de noche, y la noche, siempre te confunde…

Quien canta, su mal espanta

Ejercicio físico

Un truco que yo uso cuando me veo bajita de ánimo es agotarme físicamente. De esta manera, a mi hora habitual de caminata diaria, le sumo una dosis extra de ejercicios en mi máquina de cardio. No, no es una  máquina infernal de esas cíclicas, con mil funciones diferentes, no, es una máquina que permite el movimiento de las piernas y genera el movimiento de torsión del tronco: Energiza todo el cuerpo, hace fluir la sangre y oxigena el cerebro. Me dota de un increíble potencial para encontrar soluciones creativas a problemas que se pensaban irresolubles. Ningún problema es capaz de batir a mi cardio twister. Además de dejarme muy energizada para afrontar el día, el efecto básico es que, al llegar la noche caigo exhausta en la cama. Es imposible que ningún problema se instale en el cuerpo que se ha machacado, durante las horas anteriores, con ejercicio físico.

Mens sana in corpore sano

Lectura nocturna

Si el problema es resistente, les invito a alguna lectura de carácter lento. Ahora, mi escritor preferido para hacerme dormir es Milan Kundera. De adolescente me encantaba, pero, ahora, me parece insufrible, aunque no descarto releerlo en épocas y horas menos estresantes, ya que es mi filósofo/psicólogo preferido. Su estilo lento, minucioso, y su temática profunda son tremendamente agotadores. Otro escritor del que puedo afirmar lo mismo, e incluso de forma aún más acusada, es Albert Camus, cuya temática es tan densa que muchas veces me cuesta seguirle y le cierro por cansino. Estoy abierta a nuevos títulos y autores para engrosar mi repertorio de “libros para dormir”, acepto, gustosa, sugerencias..

mejores-ejercicios-cardio

Síntomas afectivos positivos y negativos

La depresión tiene una característica fundamental denominada “bajo estado de afecto positivo”. Lo que, traducido, quiere decir “tener una baja apetencia o baja tendencia hacia las cosas que proporcionan placer y alegría”. Es decir, que no apetece hacer aquello que puede hacer la vida más agradable, como por ejemplo estar con la gente, reír, hacer chistes, cantar, bailar, comer helados, tener una alta autoestima… todo eso que nos dice que la vida es bella

“Sea lo que sea que diga, dígalo con una sonrisa”

Por eso, en esos días en que el cuerpo dice que está plofffff, y cuando la mente se subyuga a los problemas, y los pospone o se convence de que no podrá con ellos jamás de los jamases, es mejor dedicarse a redoblar las actividades que proporcionan un extra de placer.

Comer chocolate, helados y cosas dulces, leer comics, bailar, hablar con los amigos, y buscar la manera en que tu autoestima se refuerce, son las actividades que hay que redoblar de forma urgente. Y en este último sentido, las redes sociales son un remedio más que eficaz. Colgar una foto y que tus maravillosos amigos de facebook te saquen a flote no tiene precio. A ellos va dirigida mi más sincera gratitud. Hablar con los amigos y hacer brain storming sobre las cosas de la vida, no sólo ayuda a desahogarse, sino que puede plantear claves para la solución de problemas.

38dc5843fce89658d8e6c78b5fa3a41b

Por otro lado, la depresión tiene otra característica, denominada “alto estado de afecto negativo”. Que, en cristiano, quiere decir, una alta apetencia o una alta tendencia hacia los estados anímicos negativos: irritabilidad, mal humor, pesimismo. Esto suele aparecer imbricado en lo anterior: al creer que las cosas no van a resolverse (pesimismo), se aplana la apetencia por las cosas alegres y riiiiiiicaaaasssssss.  Mi opción preferida es creer, decirse (PNL-Programación NeuroLingüística) y practicar aquello de “a Dios rogando, y con el mazo dando” y sencillamente, ponerse manos a la obra.

tareas-pendientes-L-1

Y aquí vuelvo a insistir en la importancia del ejercicio físico. El plantearse una ruta para pasear, caminar, correr, o recorrer en bici, ya orienta mentalmente a la consecución de metas. Te pone en marcha de una manera natural, que luego, conservando esa actitud y añadiendo una buena dosis de voluntad, es fácil trasladar ese ímpetu a la mesa de trabajo.

La abundancia y la generosidad

Los estados depresivos en sí no deben ser tratados con fármacos antidepresivos. El tratamiento farmacológico se prescribe en caso de trastornos muy avanzados, y tiene una eficacia similar a la del placebo. Es por ello, que los trastornos derivados de los afectos deben ser tratados con el suficiente refuerzo social, con dosis extra de ejercicios físicos activantes, que, combinados, ayuden a concentrarse en la búsqueda de las vías más eficaces para resolver aquellos problemas que verdaderamente subyacen a los orígenes de la tristeza

Creo que la pregunta clave a realizar es: ¿qué le falta a tu vida, en este momento?  Esta sencilla y concreta pregunta deberá de ser respondida yendo a la misma esencia del problema, de una forma sincera, precisa y detallada.

El objetivo final es conseguir un estado auténtico de abundancia

Se ha de empezar por conseguir estados simplemente “auténticos“, que no serán, al principio, de abundancia. La abundancia llega tras un proceso de generosidad sin límites (todo vuelve, cuando se da previamente), y tras desarrollar, desplegar y poner en funcionamiento un buen número de habilidades de todo tipo.

authentic product quality label authenticity guaranteed red wax seal stamp

Cuando la generosidad se extiende a aquello que no sólo sobra, sino a aquello que escasea, como por ejemplo el tiempo, entonces cuenta como doble… aunque el recurso tiempo no es como tal un recurso, sino lo que hagas con él (lo mismo que el dinero, que en sí no tiene mucho significado)

En conclusión, cuando la sombra de la tristeza veas asomar, monta una Gozadera en casa, llama a tus amigos, y haz que sea lo suficientemente “activante” como para ponerse en marcha otra vez y comenzar a llevar zapatos más cómodos

La Gozadera

 

En la cima de nuestro mundo

El-Teide

El Pico más alto de España, el gigante Teide

El problema se les presentó de golpe, frente a frente en forma de guardia de seguridad apostado en el único camino que llevaba a la cima. “Sus pases” les dijo, y fue justamente en ese momento cuando se enteraron de que hacer cumbre era una cuestión limitada sólo a unos pocos. Esos “numerus clausus”, ese derecho o “privilegio a subir” sólo se obtenía con cierta antelación en una oficina situada allá abajo, muy lejos de aquél teleférico, en una oficina administrativa. Sus planes se habían desbaratado en una cuestión de segundos.

La amargura pronto se tornó en curiosidad. En la base del Teide, allí donde te deja el teleférico, habían construido diversos miradores. En uno de ellos se podía distinguir, a lo lejos, otro cráter, mucho más bajito, pero con mayor envergadura. Como dos buenos aventureros, se lanzaron ambos hacia la aventura de ver el cráter por dentro. Al fin y al cabo, era un objetivo que también se podía lograr.

La avidez de aventura es uno de los motores de la rueda del mundo

El mar de lava, que separaba a ambos volcanes, y que había sido generado por las diversas erupciones del Teide, se presentaba como un camino agreste, lleno de casi insalvables obstáculos en  forma de bombas volcánicas. Ambos se sometieron a una disciplinada marcha de obstáculos, donde cada piedra debía ser cuidadosamente subida y cuidadosamente bajada para no dejarse allí la piel.

esquema-teide-y-pico-viejo

El teide y sus compis

 

El calor era sofocante, propio de las fechas estivales y de la hora, que se acercaba al mediodía. Sin embargo, ambos eran aventureros natos y nada ni nadie iba a detenerles en su empeño. Ella, en su pequeño bolso, había metido una camisa vaquera tres tallas más grandes, que conservaba en su armario para salidas por el campo. La puso allí, por si debía usarla al caer la tarde, a modo de chaquetilla cortavientos. Pensó que le vendría bien también para protegerse del Sol, pues  pronto sus rayos, ya empezaban a lamerle la piel que estaba expuesta. Sin embargo, él no llevaba más que el polo de manga corta, de algodón.

A medio camino del mar de aquel infierno de lava, el joven se notó indispuesto. Un golpe de calor y ninguna sombra donde poder refugiarse. Las últimas gotas de agua fueron para aliviar su sed en un intento de que se recuperara por sí mismo.

En sus ojos se dibujó un atisbo de esperanza

La soledad del lugar, la incomunicación, el Sol imparable, le hacían intuir una verdadera pesadilla si él no conseguía sobreponerse. La chica miraba a su alrededor y no veía más que un desierto vacío e inmenso de rocas enormes negras y sin vida. Ni un alma. En los ojos azules de su chico se dibujó un atisbo de esperanza. Quizás había sitio en sus ojos para la rehabilitación. Nada estaba perdido. Todo se reducía a una cuestión de descansar y sacar fuerzas de donde fuera.

9. Teide - Pico Viejo - TF 38

El mar de lava

En medio de aquél mar inhóspito de muerte, el mar de sus ojos venció. Y retomaron, asombrosamente, el camino.

Hicieron la cumbre volcánica del Pico Viejo, el padre del Teide, y volvieron a la base para intentar pasar la noche en el refugio, pues no había posibilidad de bajar en el teleférico, ya que, a esas horas, estaba cerrado. Con las piernas rotas por el esfuerzo, con el hambre que no se manifestaba más que por la debilidad, ella rompió a llorar mientras cargaba toda su ira contra él, que se había erigido como guía. No había caído en la cuenta de que aceptó de forma incondicional el viaje y que aceptó, sin saberlo, su parte de responsabilidad de cualquier consecuencia. Pero hablaban sus músculos doloridos, hablaba el miedo que había pasado, hablaba el hambre inexistente, pero patente en su falta de energía. Se caía de puro cansancio, pero su última gota de energía tenía que ser de lucha, de rabia, de infructuosa e injusta protesta contra aquél a quien más amaba.

 

subida-pico-teide

 

En el refugio encontraron a dos aventureros que compartieron con ellos, en un alarde de generosidad profunda y sincera, su escasísima cena. Era escasísima para dos, y mucho más lo era si se pensaba para cuatro. Se fueron a dormir y en las literas individuales, tapados con una manta, ambos se olvidaron mutuamente y se abandonaron a un sueño profundo y reparador. A las 05:00 a.m. los aventureros de la cena, junto con otros que habían llegado, se dispusieron a hacer la cumbre del Teide. El ruido de las mochilas y de los murmullos de la gente les despertó.  Y una pregunta susurrada al oído “¿quieres subir?”, despertó su curiosidad. Se sentía entera, capaz de caminar, con algo de hambre, que había hecho su aparición, pero de ninguna manera sería lastre de su necesidad y sed de aventura. Se calzó y fue siguiendo la hilera de caminantes del sendero. La frescura del día que no había despertado aún, y el viento que azotaba la montaña, le acabaron de despejar la mente. En el ascenso, las fumarolas de azufre anticipaban ya el cráter.

Una vez allí, en el pico más alto de España, el cráter no era muy distinto que el anterior, menor en extensión, pero había algo diferencial. En una de las laderas del Teide, se habían acumulado las nubes, formando un lecho inmenso de algodón. Todo empezaba a ser iluminado por el nuevo día, y el Sol les regaló el #amanecer más increíble que sus ojos habían visto hasta entonces. En la cima de España, retratados, nítidamente, en ese lecho, en forma de sombras unidas a la del gigante, se desdibujaron todas las penurias del viaje. Todo ese esfuerzo había merecido la pena

marnubes

 

Manual para Navegantes del s. XXI (parte 2ª: AMOR)

Ya disponible, en AMAZON

http://bit.ly/1qnyMlU

 

 

corazon

El opio del pueblo

Llama la atención los extremos en los que nos movemos en España. Por aquí somos gente de excesos. Nos gusta el ruido. Nos gusta un buen alboroto, tanto en bares, en mercadillos, en discotecas, en los rincones de las oficinas, somos personas que no paramos de hablar, y si se puede hablar mal, mucho mejor, porque no hay nada más eficaz que crear discrepancias para perpetuar el bullicio

secreto1

Últimamente, se habla del mundial de fútbol, y es probable que no dé para más, si no mejoran el rendimiento los de la “marea roja”, mañana, ante Chile.

Puesto que se habla mucho de la roja, quería sacar a la luz varios aspectos llamativos respecto del fútbol

 El fútbol no es “el opio del pueblo”

Esta desafortunada frase, que hacía alusión a la religión (“La religión es el opio del pueblo”, Karl Marx, 1844),

marx-bio

se acuñó en un contexto político comunista con un determinado objetivo: sustituir la influencia que tenía la religión sobre el individuo por la influencia de una entidad más terrenal, “el estado”, para conseguir una fácil manipulación de las masas.

El individuo no debía atender más a las normas de Dios (las de su conciencia), sino a las normas del Hombre (papá-Estado). No entro en las consideraciones que esta estrategia me sugieren, pero sí entro en el símil futbolístico.

 

 

 

 

El fútbol forma parte de los deportes más universales creados por el Hombre. Por su diseño, por sus normas de juego, por la sencillez de su práctica es “el deporte” por antonomasia. Nada más fácil e intuitivo que dar golpes a un balón.

origen2

Lo juegan hasta los niños que recién aprenden a andar, lo practican hasta los ancianos cuando juegan con sus nietos. No entiende de sexos. Se puede practicar en cualquier lugar, incluso dentro de un espacio cerrado. Dos personas pueden jugar, incluso una sola lo hace, si entrena sus habilidades con el balón.

origen

Por otro lado, el fútbol ha sido, y sigue siendo aún, un motivo de unión de los pueblos, porque aún conserva el espíritu de la deportividad. Es de las pocas cosas “limpias” que nos quedan… una actividad que no se puede comprar con dinero

aficion

En el fútbol se gana o se pierde por méritos propios (y no sólo se ganan los partidos por fortaleza física, sino por juego en equipo, por estrategia de juego, por esfuerzo y aguante en el campo). En realidad, en la mayoría de los deportes aún ocurre esto. Otro ejemplo destacable, a nivel español, es el tenis, con Rafa Nadal a la cabeza, que se ha convertido en un referente no sólo para los jóvenes sino para todos los españoles, pues no sólo celebra sus triunfos porque bate récords, sino porque los celebra como logro del pueblo español, emocionándose cada vez que escucha el himno de España y llevando la bandera española allá donde quiera que vaya

emocionado

El fútbol, el deporte en general, no es un alucinógeno que narcotiza los cerebros, convirtiendo al individuo en un ser incapaz de tener voluntad propia. Yo no he visto mayor vitalidad en la afición cuando gana su equipo, nunca he visto mayor ilusión y empuje en hacer las tareas que cuando se gana.

¿Es que tener ilusión y alegría es estar narcotizado?

¿Es que por tener una tasa de paro del 26% debemos estar con caras largas todo el día?

Muy al contrario de lo que se piensa, un pueblo masacrado por una cifra de paro tan alta necesita estímulos para seguir adelante. ¿Y qué mejor estímulo que tener alguna victoria? ¿en algo?

¿Es que por tener un SMI “miserable” (cuidado, con las comparaciones) es motivo de llevar luto y de llanto de por vida?

Muy al contrario, el poder tener satisfacciones, incluso en estas condiciones de vida, es síntoma de buena salud. El poder disfrutar de las alegrías que da la vida, incluso cuando se está hasta arriba de deudas (díganselo a Rajoy, que lucha por rebajar la Deuda del Estado, “nuestra deuda”), es síntoma de que hay espíritu y vida!

Pero vayamos al razonamiento por reducción al absurdo para desmentir esta afirmación.

Vamos a ver qué pasaría si fuésemos extremistas:

¿Y si no sólo eliminamos el fútbol de nuestras “miserables vidas”, y si eliminamos también… los helados? Es que los helados nos evaden de nuestros problemas y son el “opio del pueblo”

helado-chocolate-

Y si eliminamos los pasteles? Es que los pasteles son el opio del pueblo!!!!!

¿y los buenos guisos?

¿y las cerezas?

¿El sexo? Sí. Quitemos el sexo, porque es el opio del pueblo!!!!

Tener-sexo-nos-hace-mas-inteligentes-1

¿Las risas? ¿Las sonrisas?

¿La amabilidad? La cordialidad?

Quitemos todo eso, que vuelve idiota al pueblo, que lo narcotiza, que los evade de sus problemas!!! Es el OPIO DEL PUEBLO!

 

¿Y si eliminamos todo aquello que nos hace DISFRUTAR porque tenemos un paro del 26% y un SMI paupérrimo (comparado con ¿¿Alemania??!!!!…)? Ale, debemos estar CASTIGADOS por parados!

 

Habría que poner un bando desde todos los innumerables municipios de España que rezara así:

 

“Desde HOY declaro el país en toque de queda de SONRISAS!

Prohibido sonreír desde las 09:00h a las 21:00h, por PARO NACIONAL y hasta nueva orden”.

 

El ruido es bueno para crear confusión

 

En España, nos gusta polemizar porque genera disputa, genera RUIDO. Es fácil dejarnos arrastrar por el RUIDO. Y el ruido genera más ruido y expande la sensación de malestar. Son instrumentos para generar una ciudadanía insatisfecha, molesta “a priori”, negativa en sus manifestaciones, fácil de manipular

message_bottle

Y apena encontrar a personas que difunden estos mensajes. Son nocivos, son mensajes tóxicos. Envenenan a las personas y convierten a los individuos en seres que son incapaces de disfrutar cuando toca, que son aguafiestas “por naturaleza” y que saben encontrar la “excusa apropiada” para estropear el momento en que más se disfruta. Son la amargura personificada. Son la china en el zapato cuando se va descalzo. Son el pepito grillo de un discurso realizado a destiempo

 El deporte mueve la economía, mueve el dinero

La selección española de fútbol está formada por una élite de futbolistas millonarios. Pero también son personas que mueven corazones. No puedo encontrar ni en los más célebres discursos de Obama, otra fuente de motivación extrínseca más impactante y convincente que el conocer el resultado del equipo al que perteneces, para bien y para mal. Y detrás de todo esto hay un sinfín de variables psicológicas relativas a la identidad social, que explican claramente la conducta de la afición, en las que no pienso entrar hoy aquí. Lo que sí está claro es que el fútbol no representa ninguna nueva forma de “idiotizar” a los individuos, sino, que, muy al contrario, es un fenómeno con numerosos beneficios:

mercandising

Desde el punto de vista económico puede incluso venirnos muy bien (si hay buen juego del equipo).

Desde el p.v. social también viene bien: se hace piña, se refuerza la identidad social como nación.

Desde el p.v. emocional, si ganamos la gente estará más animada para cualquier cosa: para buscar trabajo, para emprender, para todo (incluso para tener hijos!!)

En definitiva, el fútbol nos beneficia más que nos perjudica

No entro en los salarios, ni en las primas por rendimiento, ni en los ingresos por patrocinio y publicidad de las marcas. No entro en lo escandalosamente bien pagados que están estos jugadores. No entro en las mafias que mueven cantidades ingentes de dinero, porque por encima de todo eso, lo único que importa es una cosa: GANAR! y sólo un jugador bien preparado gana (y aquí, es verdad que para preparar a un ganador se necesita dinero, pero hay algo que aquí es más importante que el dinero y es la valía).

“Los grandes campeones sólo se forjan con la persistencia en el esfuerzo”

Una técnica muy depurada, una mente muy enfocada en la meta, y una voluntad inquebrantable (lo suficiente como para seguir una ardua disciplina), son los ingredientes para forjar un ganador. Un corazón sencillo y sin dobleces, generan a un gran CAMPEÓN!

rafael-nadal-sleeveless-shirts-7

Y las comparaciones son siempre odiosas

Hay quien piensa que la función del que golpea un balón con el pie es menos “trascendental” que la que puede tener un maestro con su alumno. Pues puede que tenga razón ó quizás no.

Hay quien piensa que esas funciones de los jugadores deportivos no son tan importantes como para ganar millones de euros anuales. Puede que tenga razón ó quizás no.

Pero. No somos nosotros quienes decidimos los salarios

… y NO somos nosotros quiénes para juzgar la relevancia de cada actividad

El fútbol, y los deportes, en general,  crean conciencia social, porque son capaces de crear emociones de unión de pueblos

o_atletico_de_madrid_jornada_1_at_madrid_vs_sevilla-1525397

 

Desde aquí deseo muchos triunfos a la selección española de fútbol: no creo que rebajen la tasa de paro, ni aún ganando el mundial, ni creo que influyan mucho en la subida del SMI, pero, que nos quiten lo bailao y a vivir, que son dos días, que la tasa de paro ya la iremos bajando con otras medidas y lo del SMI está complicado de subir, pero, para eso están los milagros!!

 

* SMI = Salario Medio Interprofesional

 

No te frustres…

En aquellos meses me tocó realizar la gestión de un foro internacional para la Fundación OPTI. La verdad es que nunca había aceptado un reto como aquél. Siendo consultora de profesión e ingeniera de formación, mis retos habían sido, hasta aquél momento mucho más técnicos y “serios”, más enlazados a problemas y a la búsqueda de soluciones que a una labor creativa y humanista

Ni la temática, ni los ponentes, ni la logística estaban decididos. Sólo se tenía una vaga idea de que el Foro Internacional debía congregar a una serie de ponentes de talla y prestigio internacional y que los oyentes iban a ser empresarios y primeros espadas españoles. La temática, cómo no: sobre el futuro. Gran tema el futuro. Difuso, incierto, impredecible, que diría un experto en PNL. Sin embargo, en aspectos técnicos, sociales y económicos, el futuro es relativamente “predecible”… para eso está el análisis de tendencias

Pues bien, se decidió que fuese un foro multidisciplinar. En una de esas disciplinas, la que entraba en materia de sociedad, individuo y ciudadano, habíamos previsto que, entre otros, D. Jaime Lerner, eminente arquitecto de la ciudad de Curitiba (Brasil), fuese el encargado de presentarnos su visión de las ciudades del futuro. A medida que pasaban los meses, las inscripciones iban creciendo, y muchas de ellas se realizaban gracias a la presencia de nuestro ilustre ponente

A una semana del congreso, la mujer del Sr. Lerner falleció, de forma inesperada, tras una larga enfermedad. Y el Sr. Lerner, que era de religión judía, con todo el dolor de su corazón nos informó que en el periodo de luto no le estaba permitido viajar, pues así lo estipulaba su religión y su fe y que tenía que cancelar su intervención en el Congreso. Su voz sonaba apesadumbrada al otro lado del teléfono. Era una ocasión que él había estado esperando durante mucho tiempo. Era también un honor para él el acudir a un foro internacional y en el último minuto debía renunciar a su sueño. Para mí fue como un mazazo inesperado

Toda la organización, la programación, la agenda se acababa de ir al traste en cuestión de segundos

Ya nos dábamos por vencidos, debíamos de informar, a los que ya se habían inscrito, debíamos avisar del cambio en la programación, pero yo no quería. No quería porque suponía decepcionar a quien ya se había generado una expectativa, no quería porque era el trabajo de meses, no quería, al menos no sin quemar hasta el último cartucho, hasta agotar todas las posibilidades, hasta conseguir arreglar aquello de alguna forma

La verdad es que hasta aquél momento habíamos resuelto muchas contingencias, se habían solventado los cambios de ponentes con suficiente tiempo de respuesta, se habían dispuesto todos los detalles, se había planificado hasta el más mínimo nivel, pero quién podía contar con esto?

El periodo de luto finalizaba justamente el día anterior al inicio del congreso y esto nos puso en marcha para iniciar la búsqueda de algún vuelo, alguna combinación de transportes que le hiciera salir después de transcurrido el plazo y que lo hiciera llegar a tiempo. Se estuvo buscando durante todo un día y al fin nos dimos por vencidos. No había forma de que llegara a tiempo, ni aún desafiando las teorías de la relatividad del genio de Einstein

A última hora de ese día, cuando ya todo lo dábamos por perdido se me ocurrió. Si el Sr. Lerner no podía venir a la conferencia, la conferencia iría donde estaba el Sr. Lerner… y le propusimos una video conferencia desde Brasil: un rayito de esperanza había nacido de nuevo a ambos lados del teléfono

El día anterior al congreso se hicieron las pruebas de conexión: Madrid-Sao Paolo. Todo, sonido e imagen, estaba perfectamente sincronizado y en condiciones para retransmitir en directo la conferencia del maestro

Al día siguiente, tan sólo media hora antes del inicio de la videoconferencia, y en un descanso entre ponencias, hicimos las últimas pruebas de conexión. Nos quedamos perplejos al ver un nuevo escenario en el lado de Brasil, aquella no era la sala de Sao Paolo de las pruebas del día anterior. Comprendimos, sobre la marcha, que algo había cambiado y era que la conferencia se iba a realizar con conexión entre Curitiba-Madrid, vía Sao Paolo. Esto era nuevo para nosotros, nadie nos había informado de esta doble conexión que no había sido probada con anterioridad, y nos produjo una dosis extrema de incertidumbre. Aunque, si bien técnicamente era una cuestión que debían resolver sólo entre brasileños, en la práctica, toda la responsabilidad recaía sobre mí

En el último minuto, con la audiencia sentada, no se oía nada… y fue cuando nos echamos a temblar. Pero pronto, al fin, escuchamos los últimos ajustes entre Sao Paolo y Curitiba. Cuando apareció el Sr. Lerner fue una bocanada de aire fresco. Su voz sonaba clara y nítida. La video conferencia coordinaba a un tiempo la imagen del maestro y la magnífica presentación que habían preparado, las secuencias se sucedían, a veces imagen completa, de la persona, otras de la presentación, otras la imagen era compartida. La realización fue perfecta, el contenido ya no sólo en cuanto a información sino en cuanto a mensaje llegó y caló en el público. Al final de su ponencia, D. Jaime Lerner quiso finalizar con estas palabras, que me llegaron directamente al corazón:

Cuando no consigues realizar un sueño, no te frustres, si te dedicas a fondo a trabajar por tu sueño, estate seguro de que ese sueño va a venir a buscarte, te va a tocar por la espalda y te dirá: estoy aquí, soy tu sueño, estás pegado a mí, esta es tu segunda oportunidad, no la pierdas

Y así, la video conferencia se dio por concluida. La ponencia había sido todo un éxito

A %d blogueros les gusta esto: