Archivo del sitio

Levantando el “ego” a un pendejo

u2l4a13

Son tantas las reacciones por el post del otro día:  México lindo y la cultura empresarial, que no he podido dejar pasar la ocasión de comentar alguna que me ha llamado más la atención

El motivo por el que un jefe se comporta de esa manera es un motivo sexual, si se valora de forma superficial, pero en realidad es un problema de autoestima, si se valoran las causas últimas. Yo también opino que la intención del jefe era la de buscar un affair, y al no conseguirlo reaccionó invalidándome. Quizás es que realmente “no le servía” para estos intereses, quizás actuó como venganza ante una negativa soterrada

rivelazioni

Lo cierto, es que las mujeres tenemos que vencer un handicap enorme. Somos objeto de deseo. Los hombres están programados para dejar su semilla en cuantas más hembras, mejor. Por eso las proposiciones a las mujeres son frecuentes. Si encima estás buena, para ellos la atracción es mayor, es como llevar un farolillo rojo de “disponible”

Sin embargo, y aunque la naturaleza nos haya hecho así, esto ha de ser modulado por la educación. Son pocos los que realmente tratan a las mujeres con el respeto que se merecen. No dejan de verlas como un objeto de placer. Son pocos los hombres que he conocido que realmente supieran controlarse. Y con controlarse no estoy queriendo decir anular sus emociones sino el saber canalizarlas. Y en este sentido hay mucho no, muchísimo trabajo por delante

homer-simpson-nuclear-control-panel_0

Volviendo un poco al post y a sus comentarios. Me ha llamado la atención la forma en que muchos hombres han reaccionado. Muchos de ellos me culpan de no haber sabido “canalizar yo” la situación. Me culpan de no haber sabido “jugar”. Lo cierto es que nunca he entendido este concepto. Verán, soy extremadamente racional, tengo una tipología de personalidad que se manifiesta en que todo lo que veo y siento lo ponga bajo escrutinio, bajo análisis científico. Soy de una tipología INTJ en el código de Myers-Briggs, lo que implica que mi mente es la que gobierna todos mis impulsos. Sin embargo, eso no implica que sea fría con las personas/hombres con los que trato. Es más, muchos de ellos me definen como muy cercana, porque siempre tengo un comportamiento amable con ellos y les trato de tú a tú como si de un hermano se tratara

La-mirada-en-el-trabajo-270x300

no, no, no … ella no está “pidiendo guerra”

Sin embargo, muchas veces este trato de amabilidad es mal interpretado. Y aquí es donde empiezan a torcerse las cosas. Cuando trato con la gente suelo mirarles de la forma en que me gustaría que me mirasen a mí. Miro a la gente a los ojos y siempre encuentro algo que me agrada, por lo que soy amable con todos los individuos. Incluso cuando sufrí un pseudo-robo a plena luz del día, en Valencia, miré cara a cara al joven que iba a quitarme el bolso (tranquilos, luego, me lo devolvió, pero esto es una larga historia) e incluso llegué a sonreírle… no sabía yo la que me esperaba, claro!, ni él tampoco…

Cuando se trata de un varón, el que le miren directamente a los ojos despierta en él cierto grado de interés… sexual. Se sienten halagados, se despierta en ellos su instinto y pasan a la acción

Muchos de ellos reaccionan de forma directa, buscando el encuentro sexual sin muchos más preámbulos, a lo que sin más preámbulos se les puede disuadir ó no, sin que se menoscabe en absoluto su autoestima

Sin embargo, hay otra tipología de persona que no manifiesta abiertamente sus intenciones. Estos son los más peligrosos porque “deducen” que cualquier negativa implica un rechazo hacia “su persona”. Son personalidades con una baja autoestima, que si tienen cierto grado de maldad reaccionan haciendo daño, en la proporción en que ellos (sobre todo son varones) se sienten “heridos en su ego

Mr__Burns_by_od1e

Entiendo que el mundo está lleno de personas con diferentes vestimentas. Entiendo que para tratar a la gente hay que descubrir sus mecanismos de funcionamiento para evitar herir susceptibilidades y que, en muchos casos, éstas están encubiertas, pero también entiendo que se hace necesaria una adecuada educación de las emociones y mucho más cuando se trata de un entorno laboral, donde la información fluye (ó debe fluir) de forma clara, abierta y precisa

El juego de “jugar-jugar” es un juego sexual peligroso. Muchas personas pueden malinterpretar las sonrisas y las buenas intenciones de congeniar con los compañeros de trabajo para crear un buen ambiente laboral. Muchas personas querrían llegar a “jugar más” y ante la negativa sentirse tan heridos que podrían ser capaces de la venganza absurda e injusta (y entonces, no harían otra cosa que manifestar su condición de “pendejos”)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Muchos pensarán, viendo esta foto, que estos dos “están liados”

A los necesitados de una inyección de autoestima habría que recomendarles que buscaran en sí mismos (y no fuera de ellos) los motivos suficientes para encontrarse bien con ellos mismos. Muchas de estas personas encuentran en el “ligoteo” una forma de crecerse y de sentirse por encima de la pobre impresión que tienen de ellos mismos. Existe una cura eficaz para este tipo de personas y se encuentra en la comprensión correcta de aquello que les sucede. El objetivo es mejorar el AUTOCONCEPTO y estar enfocado en mejorar desde el interior. No se trata de imponer “al otro” una absurda aprobación (encuentran “aprobación” cuando consiguen ser “aceptados”, es decir, cuando consiguen “ligar”) sino en aprobarse uno mismo poniéndose metas accesibles. El objetivo es sentirse bien con uno mismo desde la perspectiva de uno mismo, sin la necesidad del otro

pendejo_manual[1]

El “jugar” en un entorno laboral provoca que el trabajo se convierta en algo poco serio. Así, se ha desvirtuado el propio concepto de lo que es el trabajo y estamos en riesgo de convertirnos en una sociedad en la que las cosas serias se toman a chunga (creo que más bien, no nos falta demasiado para esto)Negligencia

El trabajo puede ser divertido, pero esto no quiere decir que, por serlo, haya que tomarse “a chunga” aquello que hacemos para ganarnos la vida, porque el producto de aquello que se toma a chunga, siempre es un chiste

El trabajo realizado en un entorno colaborativo, con gente que se toma muy en serio en qué invierte su tiempo, es un trabajo bien hecho, que logra CREAR PRODUCTOS que satisfacen y son válidos y valiosos ya no sólo a la sociedad sino a aquellos que los realizan. Un entorno colaborativo se consigue con la proximidad de las personas: hay algo especial cuando se pone el calor del amor en aquello que se realiza. Y el amor se pone en aquello que se ama hacer. Encontrar el equipo apropiado para desarrollar una labor es sumamente importante. Es justamente por lo que merece la pena el desarrollar esa labor, porque al fin y al cabo las cosas se hacen por y para las personas

7986545645644

Sin embargo, no todos están preparados para un trabajo en un entorno colaborativo, y no todos están preparados para el trabajo dentro de un equipo de trabajo. Y, aunque muchas veces se hable de “la soledad del poder”, cuando se refiere al modo de comportamiento de un líder, éste, no es el mejor estilo de liderazgo. Incluso los jefes deben saber trabajar con un equipo de trabajo y es mejor hacerlo desde la posición de compañero a ultranza, que desde un escalón muy superior e inaccesible

Pero, insisto, esta es una cuestión de estar preparado para el trabajo en equipo, es una cuestión de madurez laboral/mental/emocional1243288700[1]

En un entorno de trabajo el crear buen ambiente es positivo, siempre y cuando se sepa que el crear “buen ambiente” se realiza con personas sanas y emocionalmente estables.

Es responsabilidad de cada uno el cuidar por su crecimiento emocional para poder aportar a la sociedad lo mejor de cada uno, y…

… volviendo al post, es responsabilidad de cada uno el descubrir el entorno en el que se mueve, no sea que se crea que uno nada en aguas tranquilas cuando realmente están infestadas de alimañas. Este es un mundo maravilloso, pero no está exento de peligros

Imagine Dragons, es uno de los grupos que más me gustan actualmente. Utilizan mucha percusión, y la consiguen con la sincronización de un grupo numeroso de personas. Este es un buen ejemplo de cómo los entornos colaborativos, en los que la gente se toma en serio, incluso las cosas divertidas, pueden lograr crear un producto tan bueno, como éste:

So this is what you meant
When you said that you were spent
And now it’s time to build from the bottom of the pit
Right to the top
Don’t hold back
Packing my bags and giving the academy a rain check

I don’t ever wanna let you down
I don’t ever wanna leave this town
‘Cause after all
This city never sleeps at night

It’s time to begin, isn’t it?
I get a little bit bigger, but then I’ll admit
I’m just the same as I was
Now don’t you understand
That I’m never changing who I am

So this is where you fell
And I am left to sell
The path to heaven runs through miles of clouded hell
Right to the top
Don’t look back
Turning the rags and giving the commodities a rain check

I don’t ever wanna let you down
I don’t ever wanna leave this town
‘Cause after all
This city never sleeps at night

It’s time to begin, isn’t it?
I get a little bit bigger but then I’ll admit
I’m just the same as I was
Now don’t you understand
That I’m never changing who I am

It’s time to begin, isn’t it?
I get a little bit bigger, but then I’ll admit
I’m just the same as I was
Now don’t you understand
That I’m never changing who I am

This road never looked so lonely
This house doesn’t burn down slowly
To ashes, to ashes

It’s time to begin, isn’t it?
I get a little bit bigger, but then I’ll admit
I’m just the same as I was
Now don’t you understand
That I’m never changing who I am

It’s time to begin, isn’t it?
I get a little bit bigger, but then I’ll admit
I’m just the same as I was
Don’t you understand
That I’m never changing who I am

(sorry, some of these definitions are in english… but currently it’s important to speak english. This is a MUST in a global community. The MUST of COMMUNICATION )

handicap

n.

1. Sports & Games

a. A race or contest in which contestants are given advantages or compensations to equalize the chances of winning.

b. Such an advantage or penalty.

2. A physical or mental disability. See Synonyms at disadvantage.

3. A hindrance.

tr.v. hand·i·capped, hand·i·cap·ping, hand·i·caps

1. Sports & Games To assign handicaps or a handicap to (a contestant).

2. To cause to be at a disadvantage; impede

affair

n.

1. Something done or to be done; business.

2. affairs Transactions and other matters of professional or public business: affairs of state.

3.

a. An occurrence, event, or matter: The senator’s death was a tragic affair.

b. A social function.

4. An object or a contrivance: Their first car was a ramshackle affair.

5. A matter of personal concern.

6. affairs Personal business: get one’s affairs in order.

7. A matter causing public scandal and controversy: the Dreyfus affair.

8. A romantic and sexual relationship, sometimes one of brief duration, between two people who are not married to each other.

pendejo, -ja s. m. y f.

1  fam. Persona que lleva una vida irregular, viciosa y desordenada. pendón.

NOTA Frecuentemente usado como insulto.

s. m.

2   Pelo que sale en el pubis y en las ingles.

alimaña s. f.

1   Animal salvaje que ataca o hace daño a los animales domésticos o a la caza menor: el zorro puede ser considerado una alimaña porque en ocasiones caza gallinas.

2   Animal, especialmente el salvaje o no domesticado: sapos, lagartijas, avispas y otras alimañas

Un mundo maravilloso, no exento de peligros

orgcult

Estos días he rememorado uno de los momentos más importantes de mi vida

A veces, ronda por mi cabeza la pregunta… ¿y si, en aquella ocasión, me hubiera acostado con mi jefe?

Han pasado más de diez años desde que fui despedida de una de las empresas multinacionales más importantes del país. Fue la primera vez que lo hacían, y aún habría una segunda

Tengo la creencia de que en ambas ocasiones fue debido a un problema de no saber adaptarme a las normas del lugar, a lo que en argot de gestión empresarial se denomina “cultura corporativa

A día de hoy, y desde la perspectiva de una década larga ganándome la vida por mi cuenta, y a pulso, creo, sencillamente, que salí ganando de aquellas experiencias y que me hicieron un gran favor. He conseguido ser mejor persona de lo que jamás habría sido manteniendo mis posiciones en aquellas empresas

Sin embargo, y aunque ahora entiendo que los motivos de los despidos improcedentes se debieron a la mala actuación de empleados de dichas empresas y no de las empresas en sí, bien es cierto que las empresas, al estar formadas precisamente por personas, al final, entre todas ellas, consiguen institucionalizar las prácticas, modos y maneras de dichos empleados, convirtiéndolos en “cultura corporativa”

Estar en una empresa multinacional conlleva numerosas ventajas. Tienes un salario garantizado por una fuerza de ventas que es ajena a ti. No debes preocuparte de otra cosa más que de hacer bien tu trabajo, que es una ínfima parte de todos los procesos empresariales que hace que la maquinaria funcione

Y la verdad, ninguno de mis jefes se ha quejado nunca del trabajo que he realizado, al menos, “a priori”. Se podría decir que mi trabajo era bueno porque, literalmente, me dejaba la piel en ello, además de ponerle mucho interés y amor a aquello que hacía

Posteriormente, tras los “incidentes”, las excusas de aquellos que los provocaron, sin duda, aunarían motivos de calidad laboral…nada más lejos de la realidad

El primer incidente se produjo en un viaje de trabajo a Bolivia. Iba sola con mi jefe. El jefe de una Consultora Senior es un Manager. Allí, la jerarquía era fundamental para lograr ir subiendo escalones por la institución, con ello también se calculaban las subidas de sueldo anuales y el pago del bonus

En esa empresa yo tenía a mi cargo a un grupo de 20 consultores. Con la mayoría había estrechado relaciones de amistad, forjada en años de estar juntos un mínimo de 12 horas diarias, de lunes a viernes. Con ellos realicé proyectos de carácter internacional. Manejé presupuestos que sobrepasaban los 3 millones de euros anuales, pasé momentos de angustia, cuando había que solucionar algún problema en los sistemas de información que debían estar online 24×7, y pasé momentos de inmensa alegría cuando se nos dio la oportunidad de “ganar proyectos”

En aquél viaje, mi jefe se me insinuó. Era normal. El impulso sexual es natural, es biológico. El erotismo se genera simplemente como reacción fisiológica. Sin embargo, no era normal el comportamiento que él tenía con las consultoras de su equipo. Entre los consultores se comentaba que el jefe mantenía relaciones sexuales con algunas de las consultoras a su cargo

Personalmente, creo que es una conducta muy poco profesional el tener relaciones sexuales jefe-subordinado. Se podría inferir que es motivada por un intento de afianzar una posición de poder basándose en relaciones carnales. O, también se podría pensar, que, sencillamente, el jefe tiene unas “ganas” irrefrenables que es incapaz de controlar por sí mismo, es decir, lo que coloquialmente se denomina “estar salido”, ó ser un “sátiro”, ó un “obsexo”, lo que empeora aún la situación

Yo me inclino a pensar que estas prácticas sólo las realizan aquellas personas que no tienen confianza en sus propias capacidades profesionales y que piensan que estrechar la relación con sus subordinados a través de una relación “de cama”, “de baño” ó “de escritorio” es más fácil que ganársela a pulso, por los méritos que uno tiene

En cualquier caso, es una actitud muy poco profesional, que no acarrea más que problemas

¿Por qué no lo hice?

Él sabía crear un ambiente erótico. Por supuesto, en el viaje salimos a cenar a los mejores restaurantes, ¡pagaba el cliente! Y, por supuesto, salimos luego a tomar una copa. Las circunstancias eran las propicias. Y “el sexo estaba en el aire”

Pero…

  • No ocurrió porque él era mi jefe, y un hombre casado y con hijos
  • No ocurrió porque intuía la manipulación
  • No ocurrió porque yo era una mujer enamorada… de otro
  • No ocurrió porque me educaron de forma en que el sexo sólo lo tuviera en caso de que el corazón así lo mandara
  • No ocurrió porque habría un día después y todo iba a cambiar si aquello se producía

Después del viaje, la relación laboral con él cambió por completo. Él dejó de hablarme, nunca me cogía el teléfono, y dejó de participar en los proyectos que yo llevaba…y era mi jefe

Por otro lado, en las reuniones de trabajo, el concepto que tenía de él se deterioró un poco. Aunque yo no daba demasiada importancia al incidente, su nueva actitud me hizo pensar que él era una persona débil y que no era una persona muy válida para el puesto que desempeñaba

Fue él el que decidió cambiarme a otro departamento, la última vez que hablé con él me dijo:

“no puedo dejarte un pañuelo porque no soy un caballero”,

… aquél día fue traumático porque me despojaban ya no sólo de mi puesto sino de mis amigos

En ese otro departamento, no encontraron una función definida para mí y de ahí que, lógicamente, fuera despedida

¿Qué habría pasado de acostarme con mi jefe?

¿Qué habría pasado de ceder a su insistente “esta noche, seremos amigos”?

Probablemente, mi autoconcepto habría cambiado mucho. Habría dejado de creer en mis capacidades y aptitudes para desarrollar un buen trabajo como profesional de la ingeniería y habría pensado en mí misma como en una profesional del sexo, una fulana más en manos de alguien interesado. Habría pensado en que era sólo un “objeto de uso” de alguien con tan baja autoestima y tan escasa valía que se apoyaba en su posición de poder para echar un polvo

Afortunadamente, no ocurrió…  Mi autoconcepto salió reforzado

 ¿Entonces, actué bien?

Esta es una pregunta de difícil contestación. Las alternativas eran dos: sí/no. La respuesta deberá ser particularizada a cada caso.
En mi caso, funcionó.

Podría aconsejar de forma genérica que la respuesta debería ser “NO” rotundamente, y me quedo con las ganas de hacerlo de este modo. Pero no me gustan los extremismos. Es necesario particularizar para cada caso y decidir según las circunstancias. En mis circunstancias concretas y definidas en este post la mejor respuesta fue un NO y reitero mi decisión.

No me arrepiento ni un sólo día de la decisión tomada

Cada decisión conlleva una renuncia de la alternativa no escogida. Aunque pueda parecer ilógico para algunos, el escogerse a sí mismo es infinitamente más ventajoso que el escoger un trabajo.

En ningún momento he tenido la sensación de ser víctima, la hubiera tenido, de acceder a la petición de acostarme con alguien a quién no deseaba.

Que perdí el trabajo? sí …pero gané algo mucho más importante: Hice prevalecer mi libertad

Es necesario empezar a perder el miedo a denunciar a tiempo este tipo de abusos.

Es necesario empezar a valorarse uno mismo, como individuo libre, sobre cualquier otra cosa. La integridad individual no debe tener precio.

La segunda vez en que ocurrió, prometido, la contaré en otro post

A %d blogueros les gusta esto: