Archivo del sitio

En la cima de nuestro mundo

El-Teide

El Pico más alto de España, el gigante Teide

El problema se les presentó de golpe, frente a frente en forma de guardia de seguridad apostado en el único camino que llevaba a la cima. “Sus pases” les dijo, y fue justamente en ese momento cuando se enteraron de que hacer cumbre era una cuestión limitada sólo a unos pocos. Esos “numerus clausus”, ese derecho o “privilegio a subir” sólo se obtenía con cierta antelación en una oficina situada allá abajo, muy lejos de aquél teleférico, en una oficina administrativa. Sus planes se habían desbaratado en una cuestión de segundos.

La amargura pronto se tornó en curiosidad. En la base del Teide, allí donde te deja el teleférico, habían construido diversos miradores. En uno de ellos se podía distinguir, a lo lejos, otro cráter, mucho más bajito, pero con mayor envergadura. Como dos buenos aventureros, se lanzaron ambos hacia la aventura de ver el cráter por dentro. Al fin y al cabo, era un objetivo que también se podía lograr.

La avidez de aventura es uno de los motores de la rueda del mundo

El mar de lava, que separaba a ambos volcanes, y que había sido generado por las diversas erupciones del Teide, se presentaba como un camino agreste, lleno de casi insalvables obstáculos en  forma de bombas volcánicas. Ambos se sometieron a una disciplinada marcha de obstáculos, donde cada piedra debía ser cuidadosamente subida y cuidadosamente bajada para no dejarse allí la piel.

esquema-teide-y-pico-viejo

El teide y sus compis

 

El calor era sofocante, propio de las fechas estivales y de la hora, que se acercaba al mediodía. Sin embargo, ambos eran aventureros natos y nada ni nadie iba a detenerles en su empeño. Ella, en su pequeño bolso, había metido una camisa vaquera tres tallas más grandes, que conservaba en su armario para salidas por el campo. La puso allí, por si debía usarla al caer la tarde, a modo de chaquetilla cortavientos. Pensó que le vendría bien también para protegerse del Sol, pues  pronto sus rayos, ya empezaban a lamerle la piel que estaba expuesta. Sin embargo, él no llevaba más que el polo de manga corta, de algodón.

A medio camino del mar de aquel infierno de lava, el joven se notó indispuesto. Un golpe de calor y ninguna sombra donde poder refugiarse. Las últimas gotas de agua fueron para aliviar su sed en un intento de que se recuperara por sí mismo.

En sus ojos se dibujó un atisbo de esperanza

La soledad del lugar, la incomunicación, el Sol imparable, le hacían intuir una verdadera pesadilla si él no conseguía sobreponerse. La chica miraba a su alrededor y no veía más que un desierto vacío e inmenso de rocas enormes negras y sin vida. Ni un alma. En los ojos azules de su chico se dibujó un atisbo de esperanza. Quizás había sitio en sus ojos para la rehabilitación. Nada estaba perdido. Todo se reducía a una cuestión de descansar y sacar fuerzas de donde fuera.

9. Teide - Pico Viejo - TF 38

El mar de lava

En medio de aquél mar inhóspito de muerte, el mar de sus ojos venció. Y retomaron, asombrosamente, el camino.

Hicieron la cumbre volcánica del Pico Viejo, el padre del Teide, y volvieron a la base para intentar pasar la noche en el refugio, pues no había posibilidad de bajar en el teleférico, ya que, a esas horas, estaba cerrado. Con las piernas rotas por el esfuerzo, con el hambre que no se manifestaba más que por la debilidad, ella rompió a llorar mientras cargaba toda su ira contra él, que se había erigido como guía. No había caído en la cuenta de que aceptó de forma incondicional el viaje y que aceptó, sin saberlo, su parte de responsabilidad de cualquier consecuencia. Pero hablaban sus músculos doloridos, hablaba el miedo que había pasado, hablaba el hambre inexistente, pero patente en su falta de energía. Se caía de puro cansancio, pero su última gota de energía tenía que ser de lucha, de rabia, de infructuosa e injusta protesta contra aquél a quien más amaba.

 

subida-pico-teide

 

En el refugio encontraron a dos aventureros que compartieron con ellos, en un alarde de generosidad profunda y sincera, su escasísima cena. Era escasísima para dos, y mucho más lo era si se pensaba para cuatro. Se fueron a dormir y en las literas individuales, tapados con una manta, ambos se olvidaron mutuamente y se abandonaron a un sueño profundo y reparador. A las 05:00 a.m. los aventureros de la cena, junto con otros que habían llegado, se dispusieron a hacer la cumbre del Teide. El ruido de las mochilas y de los murmullos de la gente les despertó.  Y una pregunta susurrada al oído “¿quieres subir?”, despertó su curiosidad. Se sentía entera, capaz de caminar, con algo de hambre, que había hecho su aparición, pero de ninguna manera sería lastre de su necesidad y sed de aventura. Se calzó y fue siguiendo la hilera de caminantes del sendero. La frescura del día que no había despertado aún, y el viento que azotaba la montaña, le acabaron de despejar la mente. En el ascenso, las fumarolas de azufre anticipaban ya el cráter.

Una vez allí, en el pico más alto de España, el cráter no era muy distinto que el anterior, menor en extensión, pero había algo diferencial. En una de las laderas del Teide, se habían acumulado las nubes, formando un lecho inmenso de algodón. Todo empezaba a ser iluminado por el nuevo día, y el Sol les regaló el #amanecer más increíble que sus ojos habían visto hasta entonces. En la cima de España, retratados, nítidamente, en ese lecho, en forma de sombras unidas a la del gigante, se desdibujaron todas las penurias del viaje. Todo ese esfuerzo había merecido la pena

marnubes

 

Anuncios

Un día especial

Hoy es un día especial, y no me pregunten por qué, porque sencillamente, no lo sé.

Para hoy tenía previsto una mañana tranquila, de misa, paseo y estudio. Desde hace una semana, tenía planeado ir al templo de Santa María Auxiliadora, porque lo había prometido y era momento de ir.

m_auxiliadora3

Santa María Auxiliadora, patrona de todas mis andanzas y proyectos

Al llegar allí, el templo me pareció moderno y acogedor. Era de esos nuevos que construyen con ladrillo cara vista. El salón semi-ovalado, estaba apenas ornamentado con una imagen escultural de la Santísima Virgen, de pies desnudos, con el niño y una cruz desnuda al lado. En un lateral habían habilitado una pecera de oración que daba a un lucernario lleno de plantas que crecían bien cuidadas.

En el lateral opuesto una zona para el coro, llena de instrumentos musicales.

La primera sorpresa fue que la hora prevista para la misa, me dejaba de margen 30 preciosos minutos para curiosear por los alrededores.

Me encontré con que la parroquia estaba integrada dentro de un recinto vallado. Los salesianos de Don Bosco hacen una labor de acogida e integración de chavales con problemas y por ello, las instalaciones tienen varios edificios colindantes. En la parte trasera, hay un campo de juegos, que da a un campo de fútbol donde varios equipos entrenaban para el partido. Estaba todo bien cuidado: los chavales con uniformes reglamentarios, y balones para cada uno, entrenadores de fútbol, vestuarios, etc

171914_niniosbarsa

Son muchas las organizaciones que ofrecen apoyo para la integración y el desarrollo infantil

Al mirar a los chavales y a sus padres hablando en corrillos ó animando a los chicos, me sentí como parte integrante del lugar, como si fuera una mamá más, sin destacar entre toda la gente.

Empecé a observar el desempeño de los chavales en el partido que acababa de empezar y noté que en uno de los equipos había una chica alta, al menos más alta que sus compañeros. Entre ellos había niños de diferentes alturas, pero todos caracterizados por una misma actitud común: la del arrojo y falta de miedo, la del ímpetu incondicional, la del afrontamiento de la situación sin remilgos, ya que a la hora de entrar en el juego e ir a buscar ó defender el balón lo hacían como si no les importara el daño que fuesen a recibir. Es interesante, porque la actitud inicial de la niña no era la misma. La niña despreció el balón cuando le vino de frente, al pecho, en un par de ocasiones, y prefería posiciones más defensivas que de ataque.

579722_1

Las niñas suelen tener tendencia a la seguridad, a la autoprotección, los niños suelen tener tendencia a la acción y al ímpetu

Es completamente normal, pensé. Las niñas nacemos así. Existe cierta predisposición genética que diferencia nuestros comportamientos. Somos todos diferentes. Dentro de los arquetipos generales de humanos, dentro del conjunto de propiedades comunes de la clasificación inicial de “infantes”, dentro de los comportamientos genéricos de la subclasificación de niño/niña, siempre podemos llegar a una clasificación que engloba exclusivamente al individuo. El individuo y sus circunstancias.

Pero, insisto, no hay por qué acusar a nadie de “clasista”, los niños todos, tienen pene, y las niñas, todas, no lo tienen. Y esto marca una diferenciación general que abarca todo el espectro de hormonas características, de masa muscular, de capacidad craneal, de estructuración pragmática de los esquemas mentales que, sin duda, ya marca una diferencia inicial debida al “género”.

La diferencia existe, oiga, se ponga como se ponga.

Las buenas noticias son que un individuo puede luchar contra lo que natura le ha dado y puede vencer su tendencia natural y lograr revertirla para bien (ó para mal)

Hay buenas jugadoras de fútbol, hay mujeres que se meten en la mina ó que hacen trabajos que “tradicionalmente” están destinados a los hombres. No son “lo suyo”, y perdone, pero se han tenido que esforzar, mucho no, muchísimo, para vencer sus características propias y naturales, para poder ponerse al nivel de los hombres. No todas las mujeres tienen ese interés, no todas lo logran incluso si lo intentan. Sólo algunas son capaces de conseguirlo, gracias a su esfuerzo y mérito. Y ahora no me venga con el cuento de que la sociedad está “hecha asi” porque es una sociedad machista y bla bla bla.

La sociedad está hecha así, porque las capacidades naturales están hechas así, y sino, pregunte por ahí si algún hombre ha podido dar a luz, ó si hay muchos hombres con la misma “destreza” que una mujer para la gimnasia rítmica, ó para la enseñanza de párvulos, ó para el cuidado de ancianos (los hay, pero no hay muchos, verdad?)

4170733_640px

No todos estamos predispuestos a hacer todos los tipos de trabajo… Consulta en http://www.tuprofesion.es para averiguar qué tipos de profesiones son las más adecuadas para tu modo de ser

Admiro a aquellas personas que son capaces de vencer sus propias limitaciones. Limitaciones dadas por su propia condición natural de género, ó limitaciones dadas por otro tipo de circunstancias ajenas ó propias.

Admiro a las personas que son capaces de superarse a sí mismas, que logran sobreponerse a sus propias limitaciones y logran dejar atrás aquellos defectos que los limitan.

Volviendo a los niños del partido de fútbol. Estos niños están luchando por hacerse un hueco en la sociedad. Se han despertado temprano para poder jugar en su equipo. Es probable que tengan que entrenar entresemana y que tengan que hacer un sobre esfuerzo por llegar a todo, y todo es “todo”: aprobar asignaturas, salir a jugar con los amigos, ver la tele, ir con los padres de compras ó de fin de semana, dormir, descansar, comer, pensar, divertirse, etc. Estoy segura de que son niños obedientes, de los que cualquier padre ó madre estaría orgulloso, estoy segura de que sus padres son como todos los padres, de los que esperan que sus hijos contribuyan a que esta sociedad sea una sociedad mejor, más justa, con mayores recursos para todos. Viéndoles, estoy convencida de que sus padres pondrán la mano en el fuego por ellos, y podrían asegurar que se van a dejar la piel para que ellos, cuando crezcan, y los suyos, salgan adelante, por muchas dificultades que existan

Boy studying

Mirando a los niños jugando en el campo, perfectamente adiestrados, perfectamente integrados en el equipo, me ha venido a la mente la imagen de los nuevos parlamentarios.

SESIÓN CONSTITUTIVA EN EL CONGRESO

Algunos nuevos parlamentarios no tienen pinta de haberse esforzado mucho en su infancia. Algunos no han pasado ni por la universidad. Algunos no tienen tiempo ó ganas de dedicarse a su propio aseo personal. Algunos parece que su único mérito ha sido tener la capacidad de meter bulla, de pegar a las personas a las que la sociedad paga para que nos libre de los maleantes y delincuentes. Algunos incluso han recibido el encargo, infructuoso, de formar a nuestros hijos, para que tengan una mentalidad abierta y crítica, para que sean capaces de usar el cerebro y la palabra para poder argumentar correctamente sus ideales, y lo único que han conseguido es lograr unos universitarios irreverentes, incapaces de escuchar en silencio un discurso que no está de acuerdo con la doctrina que les han inculcado

image_content_low_1032767_20131002012145

Pancarta Universidad Complutense de Madrid

Es realmente parajódico que estas personas que no se han esforzado en su vida, por los motivos que sean, sean ahora los que deban dar lecciones a nuestros hijos de lo que es el esfuerzo, de lo que es “servir a la sociedad”, de lo que es el “concepto del bien y el mal”.

 

5255ae4e18d40_760x506

Mujeres proabortistas interrumpen el congreso

Es realmente alucinante que estas personas que en su día tuvieron la oportunidad, desaprovechada, de demostrar lo integradas que estaban en la sociedad, de lo interesadas que estaban por contribuir con algo bueno a la misma, de lo “mucho” que se dejaron la piel por “aportar su granito de arena dando algo bueno a todo el colectivo”, tengan ahora que decidir y dictaminar con normas y leyes qué es lo que se espera del ciudadano, de los jóvenes, y de los adultos. Es decir, es realmente increíble que ahora tengan la potestad de decidir ellos, qué tipo de aporte, de qué manera, con qué cuantía, en qué tiempos, con qué costes, el ciudadano debe rendir cuentas al resto de sus conciudadanos

Y lo que es más interesante, es completamente impactante, que estos parlamentarios, hayan sido elegidos, voluntariamente, premeditadamente, conscientemente, por parte de otros ciudadanos que conocían perfectamente que sus ideas pasaban por la desintegración y fragmentación de la sociedad que pretenden representar

Pues bien, estando donde estamos, y en un ejercicio enorme de autocontrol y autodominio, se hace necesario decir que si es voluntad del pueblo, que así sea. Aunque el riesgo exista. Aunque las consecuencias sean nefastas, si “esto sale mal”. Aunque las medidas para la prevención de catástrofes siempre sean mejores que las medidas para la corrección de las mismas. Es voluntad del pueblo y es necesario decir “aceptamos barco”, en definitiva.

Y por otra parte, me alegro, porque estas personas tienen la asombrosa “segunda oportunidad” de demostrar que pueden aportar algo bueno al colectivo. En sus manos está.

Si bien en su juventud ó en su infancia no hicieron gran cosa por integrarse en la sociedad que les dio todas las oportunidades para ello, si bien, por las circunstancias que fueran, no aportaron gran cosa, ni juicio, ni beneficio, a todo el colectivo, sino que estaban en el momento adecuado y en el sitio justo, apoyando a una “amplia” minoría, y digo amplia por lo amplio de sus esfuerzos por hacerse notar, si bien los métodos que utilizaron no fueron métodos que permitían hacer entrever su valía intelectual, sino la valía de la fuerza, ESTA VEZ, podría ser “la vez” en la que poder demostrar que verdaderamente les importa el bienestar de todo el colectivo y demostrar que valen para algo bueno

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es el momento de demostrar la veracidad de sus intenciones, sin alharacas, sin imposturas, sin niños y afectos sobrevenidos, sin farsas, sin telones ni circos, sin gritos, insultos, ni ceños fruncidos

Veamos qué traen, veamos qué de bueno traen. Nosotros sólo podemos decir que estaremos observando, que de ellos depende que esto no sea, de nuevo, un verdadero, y absoluto FRAUDE (porque ay, ay, si esto es un fraude, no habrá ninguna oficina del consumidor a la que poderse quejar)

 

NOTA A PIE DE PÁGINA. Hoy me he estrenado como “lectora”… de la lectura del oficio religioso. Me ha tocado leer la primera carta de San Pablo a los Corintios.

Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (12,4-11):

Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu;

hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor;
y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.
En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.
Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu.
Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A éste le han concedido hacer milagros; a aquél, profetizar.
A otro, distinguir los buenos y malos espíritus.
A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas.
El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece.

 

***********************************

Si quieres encontrar las profesiones que son más afines a tu personalidad te recomiendo la web:

http://www.tuprofesion.es

En la web puedes encontrar:

  • Base de Datos con casi 1000 profesiones descritas por el departamento de Empleo del Gobierno de los EEUU
  • 4 Tests psicológicos con fiabilidades del orden del 80% (alpha de Cronbach)
  • Un libro personalizado para cada niño/joven/adulto

Busca las novedades dando a LIKE en http://www.facebook.es/tuprofesion

Habrá periodos de tiempo en los que podrás acceder gratis a la aplicación!!

La pintoresca vida de Serafín Percherón

         Serafín Percherón era un hombre que provenía de un pueblecito perdido de la serranía de Cantabria. Sus modos sencillos y ligeramente apocados delataban su procedencia. Apenas sabía escribir, pero manejaba los pinceles como el más experimentado de los pintores renacentistas

Le llamaban el Leonardo de Talledo, ya que su maña como pintor de frescos había adquirido fama entre sus paisanos

Era un hombre práctico, como no tenía estudios para ponerse de maestro, decidió ponerse manos a la obra abriendo un negocio que difícilmente pasaría por ninguna recesión. Decidió hacerse enterrador. Además, pensó, es uno de esos negocios en los que el cliente no puede quejarse nunca del servicio. Puso un anuncio por palabras de pompas fúnebres, enmarcando con Mayúsculas y en Negrita la palabra fúnebre, ya que no quería que viniese Alfredo Nodoyuna, un compadre suyo, de toda la vida, a pincharle las burbujas, porque cuando te pinchan la burbuja, nadie sabe lo que puede salir de allí… igual hasta sales en el telediario, sentado ante un juzgado

Y se adentró en el bonito negocio de las funerarias, más por necesidad que por vocación. Al principio todo iba viento en “pompa y a toda pela” (o debería decir a todo euro, que es mucho más rentable, dónde va a parar!!). La crisis ya había llegado y sus clientes caían, del susto, como moscas y él, con su gracia y habilidad procuraba que llegaran al otro lado con buen aspecto. No quería que Dios los echara para atrás por estar malcarados, así que se esmeraba en su oficio

Pero un día llegaron los avances tecnológicos, llegaron en el AVE con la puntualidad garantizada a fuerza de devolverte el dinero, como en El Corte Inglés, y tras 55 minutos de viaje desembarcaron de sopetón y sin previo aviso, los más sofisticados desfibriladores, de diseño japonés, más pequeños y portátiles que un iPad, los fármacos más innovadores, y las enfermeras más lindas que jamás había visto. En definitiva, pese a que la población caía enferma con mucha más frecuencia, sobre todo la población masculina, ninguno de ellos estaba en disposición de marcharse a ningún lado

Como el negocio iba mal, pensó que sería una buena idea cambiar de actividad y se metió en el duro mundo de los graffitis, asociándose al grupo de los 15, que aunque pocos, menuda guerra daban

Cobraba poco, pero lo suficiente para sobrevivir

Los temas eran invariablemente los mismos, mostraban a la Esperanza encerrada en una urna, cual reliquia de santo, a un rosario Mariano en manos de una señora llamada Merckel, y a la virgencita Santa María en bata y rulos de maruja, rodillo en mano, en espera de una prima, con riesgo de estar borracha

7 años dibujando diablos con el semblante de Zapalpelo, producto estrella en las lápidas de la mayoría de sus clientes, y ahora tocaba ponerle túnica blanca y aureola en la cabeza, en vez de cuernos; ¡no entendía nada! y, como no se le daba nada bien… le echaron por incompetente, del grupo de los 15

Y como no tenía ya trabajo, Serafín Percherón, emigró. Se subió al avión, que no era ave de su gusto, en el aeropuerto internacional de Talledo y se marchó dando un portazo a, Cantón, gritando por la ventanilla, “ahí os quedáis, muertos de hambre, pelagatos y marchitos. Conmigo no contéis”

Y en Cantón, empezó una nueva vida, pero esta ya es otra larga, pintoresca y encantonada historia

El diputado moco del Señor Cayo

      Ya entrando en el frío invierno de aquellas heladas tierras, el Sr. Cayo, célebre personaje, de carácter fuerte y frente, que no mentalidad, ancha, se cogió el constipado de su vida. Sucedió como sigue. Estaba tranquilamente en el calor de su hogar redactando un importante discurso que tenía que leer en unas Conferencias en las que participaba un gran elenco de importantes figuras del panorama nacional. Hacía años que esperaba ese momento, y sabía que le tocaría, al fin, porque lo habían organizado de tal modo que el rebote caería justamente de su parte. Ese momento lo había soñado muchas veces, por fin su voz sería escuchada por todos, y aunque no sabía muy bien por qué, mucha gente le respaldaba, y no podía defraudar a sus seguidores.

El discurso tenía que demostrar lo mejor de sí mismo, sus conocimientos, su poder de convicción y su grandilocuencia. Sentado como estaba frente a la chimenea, viendo las maderas quemándose poco a poco, se acordó de Marx, sí, de los hermanos Marx y su célebre “más madera” y pensó que tenía que dar caña

Empezó a redactar, dirigiéndose al sillón de su despacho “Es Ud. un inútil que no ha hecho nada en estos años”, a lo que el sillón le respondió sacándole la lengua y preguntando con cara de estupefacción “¿qué se supone que tendría que haber hecho yo, si sólo soy un sillón?”

Y como estaba muy alterado, respiró hondo, tanto que una bocanada de aire frío entró por sus pulmones, helándole la sangre… y como tenía frío, pensó que hablaría sobre el cambio climático. Y como el frío da hambre, pensó que hablaría también de los pobrecitos del África, y como estaba de pié enfrente del sillón, pensó en los parados, y como no llevaba cinturón, se le cayeron los pantalones, y como había tenido el culo al aire hasta ese momento, se constipó.

Como estaba constipado, estornudó y el diputado moco del Sr. Cayo salió despedido para pegarse justamente en el papel que estaba escribiendo, en la esquinita derecha, donde había apuntado una cifra que había buscado en internét y que era importantísima para dar un toque “de ciencia” a un discurso “tan teórico”

Por fin, al día siguiente, el momento había llegado, era el momento de la réplica, era el momento en que debía lucirse y no iba a desaprovecharlo y dijo para la gloria de él, del moco y de todos sus seguidores… y mirando la cifra tras ese moco: “…se equivoca Ud. Sr. Yavoy, revise sus datos porque Ud. se equivoca”

Y con este sencillo gesto, salió henchido y satisfecho de su intervención. La larguísima conferencia aún duró unas cuantas horas más, pero él ya había cumplido, todas las horas de estudio y de reflexión habían servido, al fin, para algo

Lo esperable

Al fin ha llegado el cambio tan esperado, pero no se esperen que vaya a ser un cambio notable a corto plazo. Hay que esperar, hay que observar y hay que seguir trabajando. El HOY nos reclama a gritos nuestra atención y cada uno debe velar por el camino que ha trazado para él mismo

Las curvas están bien cuando están integradas en el cuerpo de una mujer ó de un hombre, pero si es en carretera, hay que ponerle mil ojos para no salirse de la vía y acabar en la cuneta. Por eso, aunque hay fiesta, y el camino no es lineal, no es tiempo para entretenimientos: hay mucho por hacer.¡¡A darle al callo!!, sí!! A ése, al que cada uno tiene y que de vez en cuando se borra a causa del ocio

Más de uno se habrá dado cuenta de que las cosas son iguales a como las dejaron, si es que las acaban de dejar: la prima de riesgo sigue subiendo como la espuma de los malos cavas, la imagen de España no ha variado ni dentro de España ni fuera de sus fronteras, el nivel de desempleo sigue aumentando y  el ánimo ciudadano es, aunque un poquito mejor que el de ayer, aún muy bajo

Pero. ¿qué se pensaban que iba a suceder tras las Elecciones? ¿La panacea? ¿la condonación de nuestra deuda por parte de Merkel? ¿que nos tocara el Euromillón? ¿un milagro de los de Sto. Tomás? El cambio de gobierno es como entrar en una casa “con bicho dentro”… aún andan por la casa, aún no se han llevado los muebles, aún no han dejado inspeccionar  bien el estado de la caldera, del frigorífico, de los enseres básicos que el propietario ha dispuesto para la estancia del nuevo inquilino

Como propietaria que me considero de mi trocito de Estado que me corresponde, me pregunto con cierto toque de pánico y cosquilleo interno, y siguiendo el símil inmobiliario ¿y si nos encontramos con que no hay ventanas? ¿y si no han pagado las últimas facturas del gas, y de la electricidad? ¿y si se han llevado hasta los tornillos del váter?

Nadie sabe lo que se encontrará el nuevo gobierno. Lo único que se le pide, ahora, es celeridad y responsabilidad de informar verazmente y cuanto antes, con lo que sea que se encuentre. Es necesario que tomemos conciencia de cómo está la casa (nuestra casa) para saber cuánto tenemos que poner para reconstruirla… la decoración nueva ya será cosa del gusto del nuevo inquilino, la rentabilidad que le saque a nuestra vivienda, cuando la subarriende, también será de su elección… lo único que debemos esperar es que hayamos acertado con el nuevo inquilino

Lo que sí está claro es que, si hemos aprendido algo de estos 7 años de gobierno socialista es que estaremos atentos, si de verdad queremos sacar algo bueno del pasado, debemos acordarnos de ser mínimamente críticos y analizar en profundidad y en rigor cuantos pasos dé nuestro nuevo gestor, y esta vez, no utilizaremos intermediarios que nos digan cómo están las cosas (ya bastantes manipulaciones hay, ya bastantes ecos por doquier)

Miraremos las cosas observando los indicadores más básicos, y le preguntaremos cada mañana a nuestro vecino, el del cuarto, si ha encontrado empleo, ó si el hijo de la vecina del primero ha puesto su despacho de abogados y le va bien, ó si sube el precio del pan ó si sencillamente, llega el salario del marido

No hace falta que nadie nos diga cómo vamos, es fácil darse cuenta. Como también es fácil entender, que tras 7 años de gobierno, de descuidar la industria, de permitir a los bancos los abusos, de gastar el dinero en mapas del clítoris, y en aceras, hay mucho, muchísimo tiempo que recuperar. Será difícil, Sí, ya lo sabemos, ya lo han anunciado

Volver a como estábamos hace 7 años requerirá de terapias de choque prolongadas, no será una cuestión de tres días, ni de tres semanas ni de tres meses… sino quizás, y en el mejor de los casos de, al menos, tres años

Mientras tanto, mientras dan la vuelta a las manecillas del reloj y damos un viaje de vuelta atrás en el tiempo, cada uno deberá mirar por lo suyo, deberá poner su granito de arena para que la recuperación sea más rápida. Ahora es nuestro turno. Es el momento de centrarse y seguir, simplemente, caminando

A %d blogueros les gusta esto: